PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En la recta final de 2019, dos grandes lanzamientos marcaron la agenda en el mercado del streaming y captaron la atención de los medios, de la industria y de los espectadores. Uno fue el lanzamiento de Apple TV+, la opción VoD de Apple y que llegaba de un modo global pero con un catálogo muy limitado de contenidos (las opciones de series para ver no llegan ahora mismo ni a la docena, ya que solo se puede acceder a contenidos propios de la compañía).

Otro era el lanzamiento de Disney+, la plataforma VoD de Disney, la que se esperaba que fuese a ser el gran competidor de Netflix y la que lo hacía, eso sí, de un modo limitado. Su fondo de contenidos era muchísimo más amplio que el de Apple (y logró ya en sus primeras semanas grandes éxitos, como el viral global de The Mandalorian gracias a Baby Yoda), pero su impacto territorial limitado. Disney solo la lanzó en EEUU, Canadá y Holanda. Al resto del mundo llegaría en el futuro cercano, con la previsión de hacerlo en primavera en Europa.

Disney acaba de anunciar que adelanta su llegada a algunos países europeos, entre ellos España. Si antes se esperaba que llegase en abril, ahora lo hará una semana antes. La compañía acaba de anunciar que Disney+ llegará Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Austria, Suiza y España el próximo 24 de marzo, mercados a los que se sumarán Bélgica, Portugal y los Países Nórdicos en el verano.

El precio será de 6,99 euros al mes (más barato que Netflix y uno de los precios más bajos en el mercado VoD en España), con la opción a hacerse con una suscripción anual (y ahorrarse un par de meses: el precio si se paga anualmente es de 69,99 euros).

Disney + llegará con los estrenos que lanzó hace unos meses en sus primeros mercados (Baby Yoda incluido) y con fondo del histórico de Disney. Por ahora no se sabe nada de los contenidos propios europeos que tendrá la plataforma (y que necesitará lanzar para cumplir con las normativas de la Unión Europea de producción de contenidos, algo que posiblemente no le costará mucho porque Disney ya tiene brazos de contenidos en Europa desde hace años).

En la campaña de email marketing con la que avisaron a sus potenciales consumidores europeos, aquellos que se habían dado de alta solicitando el aviso, Disney ha señalado la fecha y los precios. "Anota este día en tu calendario: ya tenemos una fecha oficial para el lanzamiento de Disney+ y pronto podrás disfrutar, en streaming, de las mejores historias del mundo, todo en un mismo lugar", indicaba sin más detalles.

¿Por qué Disney ha adelantado una semana su lanzamiento europeo? Los analistas no han popularizado ninguna teoría, aunque que Disney haya hecho el anuncio el mismo día que Netflix iba a presentar resultados financieros resulta especialmente llamativo. Y, de hecho, el movimiento tiene mucho que ver con los resultados de Netflix. Hasta ahora, está última compañía ha visto como se estancaba su crecimiento en Estados Unidos pero mientras esto ocurría seguía mostrando tasas de crecimiento notables en el mercado internacional.

De hecho, las estadísticas sobre nuevos suscriptores en EEUU y Canadá (la región UCAN en sus datos financieros) estuvieron por debajo, en la presentación de resultados de ayer por la noche de Netflix, de lo esperado por los analistas. "Nuestro bajo crecimiento de miembros en UCAN se debe probablemente a nuestros recientes cambios de precios y a los lanzamientos competitivos en EEUU", señala en su nota a inversores Netflix.

Netflix confía, eso sí, en el tirón de sus grandes estrenos (que según defiende tienen más eco que los de sus competidores) para llegar a las audiencias y, sobre todo, fidelizarlas. La entrada de un nuevo rival - y uno muy fuerte - en el panorama de medios europeo podría convertirse en un golpe para el gigante, que llevaría la competencia que ya afronta en EEUU a otros mercados.

Un golpe para los anunciantes

Y, además, no hay que olvidar que la aparición de nuevos players en el mercado del VoD europeo supone un golpe indirecto para los anunciantes. La televisión, que lleva resintiéndose en los últimos años de los cambios de hábitos de la audiencia y que con ello ha ido perdiendo audiencia (y atractivo para los anunciantes), se verá todavía más golpeada. Disney tiene además un atractivo para el público familiar y transgeneracional que otras opciones de la industria del VoD no habían logrado conseguir.

Por ello, es de esperar que tenga bastante éxito y que logre captar a una audiencia importante. Se llevará así todavía más 'ojos' de los canales tradicionales y pondrá las cosas todavía más complicadas a los anunciantes, que tendrán que espabilarse para seguir siendo relevantes y para seguir encontrando maneras de llegar a sus nichos de mercado en un escenario en profundo cambio.

Lo que cambia en las audiencias

La entrada de Disney+ reforzará el panorama del VoD y asentará la migración de las audiencias. Ahora mismo, los espectadores ya pasan bastante tiempo con esos contenidos y, sobre todo, los consumen de un modo bastante generalizado.

El último estudio sobre audiencias del VoD en España, elaborado por YouGov, señalaba que solo el 21% de los españoles no ve nunca televisión bajo demanda. Esto es, de cada 10 personas solo 2 no ven nunca contenidos en streaming. El resto lo hace (2 de cada 5 de un modo muy habitual) y destinan a Netflix la mayoría del tiempo de visionado. Habrá que esperar unos meses para ver cómo la llegada de un nuevo jugador muy fuerte afecta a ese reparto de los tiempos.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo