Economista especializado en Marketing Online y Publicidad de Pago y Analítica Web. Actualmente trabaja...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Muchos profesionales piensan equivocadamente que el Marketing es sólo un departamento más de la empresa. Es cierto que en la mayor parte de ellas hay designado oficialmente un departamento y un personal responsable de las tareas, pero si el resto de las áreas de la organización no están adecuadamente orientadas al cliente (con una buena atención al cliente, un correcto periodo de entrega, etc), entonces la marca perderá credibilidad y las estrategias serán poco efectivas.

El Marketing funciona como un todo, es decir, es una filosofía de gestión empresarial que busca conocer lo que el cliente podría querer o necesitar y dárselo de la mejor manera posible. Para ello, se necesita que el resto de áreas o departamentos (como, por ejemplo, Aprovisionamiento, Logística, Producción, etc) funcionen bien. Incluso, creo que hasta los de Recursos Humanos deben trabajar correctamente, ya que se ocupan de seleccionar a los mejores profesionales posibles, sacarles la mayor productividad posible y, por tanto, influyen, entre otros aspectos, en la variable marketiniana "Personal" como una parte importante en la buena generación de experiencias a los consumidores.

Philip Kotler comentaba que el Marketing surgió oficialmente en 1910, ya que la Teoría Económica era abstracta y no profundizaba en temas como, por ejemplo, los comportamientos del consumidor, los canales de distribución, la fuerza de la publicidad, etc. Las ventas como tal habían existido siempre, sin embargo, el Marketing adquirió ese nombre en esos años. Tener éxito en el Marketing siempre ha sido difícil, ya que hay que tener en cuenta la gran variedad de vertientes existentes, el factor cultural, la empatía, la dificultad de conseguir viralidad, la dificultad de medir el éxito de las tácticas, etc. Seth Godin decía que "debes tratar primero de identificar las necesidades de tu nicho de mercado y luego crear un producto remarcable (y no al revés)". Por ello, esta filosofía es un 90% analítica y un 10% de creatividad.

Por otro lado, Peter Drucker decía que "una empresa tiene dos, y sólo dos, funciones básicas: Marketing e Innovación. El Marketing e Innovación producen beneficios, lo demás son costes". Coincido con esta afirmación. Las dos primeras son claves para el surgimiento de un negocio exitoso y, el resto de áreas, son claves para el funcionamiento del mismo, pero no son claves en la propuesta de valor. Asimismo, el hecho de recortar en presupuestos de Marketing en tiempos de crisis me parece un grave error, ya que es el motor que impulsa los negocios y permite seguir vigente en la mente de los consumidores y también aprovechar los huecos dejados en los mercados por empresas debilitadas o quebradas.

Por último, cabe destacar el debate existente de si el Marketing crea o no necesidades. En mi opinión, no crea necesidades, sino que las satisface orientadas hacia ciertos productos o servicios. En todo caso, puede que aproveche en momentos puntuales las demandas existentes. El Marketing sólo evoluciona en función de cómo lo hacen los consumidores y busca satisfacer sus necesidades. No olvidemos que a las personas no les interesan los productos o servicios, sino que les interesan obtener experiencias gratificantes a través de ellos. Para ello, la cultura empresarial tiene que estar centrada realmente en el cliente en todos sus niveles y lo idóneo es no buscar ser el mejor, sino ser diferente.

Economista especializado en Marketing Online y Publicidad de Pago y Analítica Web. Actualmente trabaja...
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo