PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los efectos del coronavirus en las marcas y las empresas se han dejado notar durante todo el mes. La clausura del Mobile World Congress de Barcelona, a pesar de que la ciudad no está en alerta sanitaria y aunque la organización del congreso estuvo hasta prácticamente el último momento diciendo que se celebraría, ha sido una de las últimas grandes noticias relacionadas, pero no la única. Las marcas y las empresas se están viendo afectadas por el pánico al virus y por sus efectos en la producción de sus productos. Algunas incluso se están viendo tocadas en su imagen pública, como le ocurre a algunas empresas chinas que han protagonizado bulos y pánicos alarmistas.

La última compañía en reconocer que se va a ver afectada por la crisis sanitaria es Apple. El gigante ya ha lanzado una alerta a sus inversores avisando de que sus próximos resultados financieros se verán tocados por el impacto del coronavirus.

En el caso de Apple, la cuestión no es tanto de distribución como de partida. El gigante ha avisado a inversores y accionistas de que no cumplirá con las previsiones para el segundo trimestre del año porque su producción se está viendo afectada por la alerta sanitaria. A pesar de que sus fábricas están fuera de la provincia de Hubei, donde ha empezado el brote, y a pesar de que ya las han abierto nuevamente, Apple ha señalado, como recoge MarketWatch, que la producción de sus iPhones se está recuperando lentamente.

Además, Apple no solo tiene un problema en producción, sino que también se encuentra con otro en distribución. El mercado chino es el tercer mercado mundial por importancia para la compañía (solo vende más teléfonos en Estados Unidos y en Europa), por lo que los datos de distribución que logra en ese mercado resultan claves para sus resultados financieros (y no hay más que pensar cómo se había hecho notar en sus datos el que hace unos años el iPhone dejase de ser un símbolo de estatus en el país).

Las tiendas de Apple en China no están abiertas con horarios normales, sino reducidos, a modo de protección contra el virus. Menos horas de apertura, menos ventas.

Más marcas afectadas

Apple es el caso más reciente y más visible por ello, pero no es la única marca que se ha visto afectada por el impacto del coronavirus. La industria del lujo es una de las que está viendo reducidas sus cuentas de resultados por el impacto de la crisis sanitaria.

Alibaba también señalaba en su última presentación de resultados que en el siguiente trimestre los datos no serán tan positivos. El coronavirus está reduciendo el consumo, ha señalado, lo que reducirá sus ingresos en el siguiente trimestre. Incluso, los datos tendrán alcance global: Aliexpress está retrasando o anulando pedidos a los consumidores de otros países, como España, porque la falta de trabajadores por la crisis sanitaria no les permite seguir el ritmo de la demanda.

Y gigantes como Nike, Adidas o Capri Holdings (los dueños de Versace o Jimmy Choo) han lanzado alertas a inversores señalando que sus ventas en el trimestre podrían verse afectadas por la crisis sanitaria.

ESERP Business & Law SchoolUDIMA, Universidad a Distancia de MadridIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo