PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Si algo nos han machacado los analistas y expertos y han ido demostrando los casos de éxito es que, para poder triunfar con la estrategia de marketing en estos tiempos, se necesita tener una buena base de información detrás. ¡Los datos son el petróleo del siglo XXI! Es una de esas frases ya hechas que se repiten de forma recurrente y que se han convertido en un lugar común. Lo ha hecho porque parte de una base real, de algo que las compañías necesitan cada vez más para poder conectar con sus clientes.

La información permite conocer mejor cómo opera el mercado, qué interesa a los clientes y cuáles son las piezas clave que marcan la agenda. Gracias a los datos, las compañías logran crear una estrategia más eficiente y posicionarse de un modo mucho más sólido. Pero el valor de la información y su poder no deben hacernos perder de vista otro punto clave y crucial, el de que no todos los datos son exactamente iguales y que no toda la información tiene el mismo valor.

A la hora de recabar información, no siempre se consiguen los datos más valiosos. No solo los consumidores mienten, sino que a veces se recolectan datos que son poco importantes, redundantes o que aportan escaso valor a la estrategia de big data. La información se convierte así en una especie de lastre, porque no ayuda a llegar a nada importante.

Por tanto, la estrategia de marketing y su relación con los datos no solo obligan a recopilar información, sino también a hacerlo con datos de calidad.

Y ese punto se ha convertido en un elemento cada vez más determinante en la toma de decisiones de las empresas. Como acaba de demostrar un estudio de Dun & Bradstreet, para los marketeros especializados en marketing B2B se ha convertido en una pieza clave.

Datos y marketing B2B

La mayoría de estos responsables de marketing planea invertir en calidad de datos durante este año. Un 75% reconoce que planea aumentar su inversión en este terreno y un 18% incluso asegura que lo espera de un modo especialmente intenso.

Si van a dedicar más recursos a esta cuestión es por eficiencia y supervivencia. Un 90% de los encuestados considera que si mejoran la calidad de los datos también lograrán una mejora en los resultados de ventas y marketing.

De forma específica, los marketeros también consideran que las mejoras tocarán ciertos puntos concretos. Así, con una mejor calidad de datos, creen que lograrán mejorar las ventas, tanto en cierre de compras como en prospección, pero también que harán que sus conocimientos de los consumidores sean mucho mejores y que la ejecución de sus campañas más eficientes.

Aunque el peso de mejora que le otorgan los marketeros es menor, también creen que mejorar la calidad de los datos impactará en la gestión de cuentas, en la personalización y en alinear la acciones online y offline.

Datos y coronavirus

Los datos del estudio no tienen nada que ver con la crisis del coronavirus y hablan de la gestión de datos de un modo general.

Sin embargo, otro estudio de la misma compañía ha preguntado a los marketeros B2B sobre esa cuestión concreta. El 68% de los encuestados asegura que, durante esta crisis, contar con datos correctos es todavía más importante (un 30% cree que es igual de importante que en los tiempos de normalidad).

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo