PuroMarketing

Hay una clara diferencia entre los medios impresos y los medios online: los primeros se centran en los acontecimientos negativos de un año, en tanto que los otros, pese a que también hacen mucho hincapié en ellos, generan sentimientos positivos en las personas, esto según un estudio de General Sentiment.

En un año que ha estado marcado por la muerte de Osama Bin Laden, el tsunami de Japón o el 10º Aniversario del 9-11 en EEUU, muchas personas creen que el sentimiento general del año ha sido negativo. Sin embargo, el sentimiento generan a pesar a de los desastres naturales, ataques terroristas y rebeliones, es optimista, al menos en la estratósfera social.

En cuanto a las tendencias en medios sociales, donde cada día más personas pasan más tiempo, el intercambio de ideas e información como también jugar con los demás, han sido los puntos donde más tiempo se ha invertido.

Esto se desprende de un estudio realizado por General Sentiment, en el que Greg Artzt, fundador y director de estrategia de la empresa, aclara que las redes sociales no son las únicas que deben denominarse “sociales”.

Desde el lanzamiento de productos hasta campañas publicitarias en TV, las grandes y pequeñas marcas han empujado el espacio social durante el 2011 para conectar y participar con las personas, pero no tuvieron que impulsarlas específicamente hacia las redes sociales.

En promedio, los usuarios de Twitter envían más de 250 millones de tweets al día y Facebook ha superado los 500 millones de usuarios únicos, en tanto que cada día más consumidores realizan compras, juegan o interactúan con aplicaciones web a través de TV’s inteligentes.

Aquellos que aún no se han actualizado a la TV inteligente, están utilizando los Tablets o portátiles para permanecer conectados a las redes sociales mientras ven la programación en TV, con lo que crean oportunidades únicas para las marcas.

“La televisión es cada vez más social”, señala Artzt”, y será aún más importante en 2012, cuando los medios de comunicación social se adapten para incluir la TV y los medios impresos, las relaciones públicas, la publicidad, el marketing y el simple intercambio de contenidos e información.