PuroMarketing

Los consumidores pasan más tiempo en sus casas y algunos canales han dejado de ser efectivos
Por qué el marketing móvil es ahora más importante que nunca para marcas y empresas

La crisis del coronavirus ha impactado en la estrategia de marketing. La entrada en la llamada nueva normalidad y el hecho de que los ciudadanos empezasen a retomar algunos de los comportamientos de la vida 'normal' y cotidiana previa a la crisis había llevado a pensar que la estrategia de marketing y publicidad de antes de la crisis podría volver en cierto grado.

Sin embargo, la necesidad de mantener la distancia social y las recomendaciones de salir de casa lo menos posible ante los repuntes de los contagios han llevado a que se vuelva a tener que ajustar qué hacer y cómo. En este nuevo contexto, el móvil será una herramienta crucial para llegar a los consumidores.

En el mundo previo a la crisis, el marketing móvil era ya una pieza clave para conectar con los consumidores. El comportamiento de los usuarios estaba cada vez más vinculados a esos terminales, más presentes en su día a día.

Por tanto, las marcas debían integrarlos cada vez más a su actividad y posicionarlos de un modo más destacado en su estrategia de marketing y publicidad. En estos meses, en los que las compañías necesitan reposicionar qué hacen y cómo, el móvil es una solución para encontrar un canal que siga siendo activo.

Los dos puntos claves que aporta el móvil

Como apuntan en un análisis en Clickz, aunque los consumidores estén encerrados en sus casas o pasen más tiempo en ellas, el móvil no ha perdido peso. Más bien todo lo contrario. El marketing móvil es crucial porque permite llegar hasta los consumidores y porque además cubre vacíos que dejaron otros canales.

Además, añaden en el análisis, el móvil aporta puntos clave para la estrategia de marketing.

El móvil está siempre presente: en cualquier lugar y en cualquier momento

    Este es el primer punto que hace que no solo el móvil sea crucial en el marketing de la nueva normalidad, sino también en la estrategia generalizada de marketing. Los consumidores están pegados al móvil. Prácticamente todo el mundo tiene uno de estos dispositivos.

    Las estadísticas que aportan en el estudio son las de EEUU, donde el 96% de los adultos tiene un móvil. En España, datos de Deloitte hablan de una penetración del 92% de smartphones entre los consumidores. El 94% de esos usuarios reconoce además haber usado el dispositivo en las últimas 24 horas.

    Todo ello, retomando las recomendaciones del análisis de Clickz, hace que el móvil deba ser una parte fundamental de la estrategia. Además, los marketeros deben comprender que el mobile marketing está lejos de ser simple. La estrategia debe seguir muchas áreas y terrenos y abordar muchos formatos. Desde el SMS (que aún funciona para algunos nichos de audiencia) al email marketing pasando por apps y social media marketing, el mobile marketing tiene muchas caras.

    La estrategia debe ser efectiva y flexible

        Eso lleva a otra de las cuestiones claves que debe marcar la estrategia de mobile marketing, La estrategia debe ser diseñada y ejecutada para cumplir con las tres máximas del marketing móvil. Debe ser efectiva, flexible y fácil de implementar.

        Es lo que dicen los datos sobre lo que ocurre con el móvil. Es efectivo porque tiene un ROI elevado, flexible porque permite adaptarse a múltiples necesidades y vías de conexión con el mercado y fácil de implementar porque supone integrar tecnología fácil de usar en lo que se está haciendo.

        Pegados a nuestros móviles

        Pero además, y más allá de lo que señalan en el análisis, los datos de los estudios apuntan una creciente importancia de los terminales móviles. En sus casas, los consumidores han pasado más tiempo consumiendo contenidos y accediendo a redes sociales y sus smartphones han sido la puerta de acceso más habitual para hacerlo.

        Algunos estudios hablan de un crecimiento del tiempo de uso de las apps móviles durante la cuarentena y se han registrado máximos históricos en conexiones a internet. Estos meses han servido para impulsar redes sociales (véase el caso de TikTok) o enganchar a los usuarios a múltiples juegos móviles, al tiempo que han normalizado y popularizado el uso de recursos como el m-commerce.

        Y, si los consumidores pasan más tiempo en sus móviles y hacen más cosas a través de ellos, es lógico que el marketing móvil se posicione como todavía más fundamental en la estrategia de marketing.