PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Pocos son los espacios que quedan en internet ajenos a la publicidad. Los anuncios se han colado en todos los soportes online y han empezado a aparecer en todos y cada uno de los espacios que les serían posibles. La publicidad es por tanto omnipresente y al consumidor le da la sensación de que es imposible escapar a ella.

Pero, aunque pueda parecer que los anuncios están por todas partes y que no queda lugar posible por monetizar en el terreno de la publicidad online, lo cierto es que aún quedan terrenos por explorar y espacios por llenar de mensajes publicitarios. Y si bien no hace mucho se presentaba un navegador para Android que directamente eliminaba todos los anuncios, también están la opción contrapuesta. Los navegadores pueden ser el próximo escenario para los mensajes publicitarios online.

La Fundación Mozilla es quien está probando este concepto. Firefox va a empezar a incorporar anuncios basados en el historial de navegación de los usuarios, que aparecerán como 'Suggested Tiles'. Es decir, los anuncios se incorporarán en las miniaturas que aparecen cuando se abre una pestaña nueva en el navegador y que recoge las páginas más visitadas para hacer más sencillo el uso. Ahí Firefox incorporará un mensaje patrocinado.

Los mensajes están claramente identificados como 'patrocinado' (para comprobar cómo funciona el concepto solo hay que abrir Firefox: los anuncios se mostrarán ya de forma directa a los usuarios que tengan la versión actualizada del navegador). "Queremos demostrar al mundo que es posible hacer anuncios relevantes y recomendaciones de contenido mientras se respeta la privacidad de los consumidores y se les da control sobre sus datos", apunta Darren Herman, vicepresidente de servicios de contenido en un post en el blog corporativo.

Según Mozilla, además, los datos prácticamente no salen del entorno que controla el usuario. Como explican en PCWorld, la decisión de qué anuncio se muestra a quien y cuál no no se toma en un servidor de una tercera parte, sino que se realiza dentro del propio navegador para que la salida de información sea mínima. Del navegador solo saldrían datos (anonimizados) de clics en los anuncios.

¿La futura tendencia?

Por el momento, el anuncio de Firefox es una propuesta un tanto solitaria. Chrome, el otro gran navegador del mercado, no incluye anuncios en los contenidos que muestra. Cierto es, eso sí, que Chrome es propiedad de Google y que muchas veces los consumidores son empujados a loguearse con su cuenta del buscador en el navegador, lo que hace que la compañía tenga aún más información (e información más valiosa) sobre los hábitos online de sus consumidores.

Si se prueba a abrir Internet Explorer, el navegador no incorpora publicidad, más allá de que la página de inicio en MSN y que las miniaturas están todas relacionadas con la compañía cuando se emplea por vez primera.

Sea como sea, la incorporación de un nuevo soporte y de un nuevo escenario a la publicidad online no hace más que crear una situación mucho más compleja y cansada, por así decirlo, en el universo de la publicidad online. Los consumidores están ya hartos de los anuncios en internet, que consideran excesivos y muy molestos y que les han empujado a tomar medidas drásticas (como el descargarse extensiones que bloquean estos mensajes comerciales).

Los medios están además sufriendo las consecuencias de esta situación: los consumidores prestan cada vez menos atención a los anuncios y muchas veces ni siquiera llegan a verlos, lo que pone en una situación complicada un modelo publicitario en el que muchas veces se paga por clic al soporte. Los precios de los anuncios online son además cada vez más bajos, porque la oferta es cada vez más grande y por tanto son más quienes tienen que repartirse la tarta. Que un nuevo jugador se incorpore a la ecuación publicitaria online no pone, por tanto, las cosas fáciles.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo