PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Una de las características de Netflix - y uno de los elementos que han hecho que el VoD esté viviendo ese gran boom en general - es el hecho de que no tiene publicidad. A diferencia de la televisión tradicional, en la que antes y durante el visionado de un contenido hay que ver anuncios, las plataformas de vídeo bajo demanda han eliminado por completo (en casi todos los casos) los anuncios. El consumidor paga una cuota y con ello recibe una experiencia de visionado libre de anuncios. Eso no quiere decir que las plataformas de vídeo bajo demanda no tengan acuerdos con marcas y no tengan una presencia en el mercado publicitario (las colaboraciones que establecen con diferentes marcas sus series estrella son acciones de marketing claras y eficientes) y tampoco que los analistas no estén contando los días en sus calendarios para la llegada de los anuncios.

Hace un par de meses, de hecho, los expertos ya señalaban que Netflix tendría que abrirse a los anuncios en algún momento si quería seguir siendo sostenible. De hecho, las declaraciones de una alta directiva de Google ya apuntaban a que Netflix estaba trabajando en esa línea (sus palabras apuntaban a que los "reclutadores" de la plataforma hablaban de un Netflix con publicidad en el futuro) y también las previsiones de los analistas, que no creen que Netflix pueda vivir en el largo plazo sin ellos.

Aunque un Netflix con publicidad abriría un debate sobre si sus consumidores están o no preparados para aceptar ese formato y para verlo con buenos ojos, hacerlo podría convertir a la compañía en uno de los grandes competidores por el mercado publicitario en la red.

El dinero que ganaría Netflix

De hecho, los analistas ya han puesto cantidades y ya han hecho sus cuentas de la lechera. En una nota a inversores, un analista de Instinet señalaba que si Netflix lanzaba anuncios se iba a encontrar con una situación más desahogada económicamente.

No necesitaría estar lanzando deuda "frecuentemente" porque esa inyección de capital de la publicidad le permitiría cubrir lo que ahora cubre con deuda. En el análisis, se especula con un formato a lo Hulu, en el que los usuarios de pago eliminen los anuncios y los demás pueden acceder a una versión freemium con publicidad.

Los datos de ingresos serían positivos, o eso creen en el análisis. Estimando que lance esa versión con anuncios y solo en un mercado (EEUU), la firma de análisis cree que podría llegar a hacer 1.000 millones de dólares en ingresos al año.

"Partiendo de lo que creemos que son asunciones conservadoras (el lanzamiento de un servicio con anuncios en EEUU en 2020, escalando hasta una cuarta parte de la base de paso para 2021), vemos una oportunidad potencial de ingresos de más de 1.000 millones de dólares al año", apunta la previsión, que se convertirían una vez eliminados gastos e impuestos en unos ingresos netos de 700 millones de dólares.

Los ingresos están lejos de lo que se espera que ingresen algunos otros jugadores. Amazon, por ejemplo, se espera que llegue en los próximos cinco años a los 38.000 millones de dólares de ingresos anuales por anuncios, lo que la pone en una posición sólida frente al monopolio. Twitter también hace más dinero al año que esa cifra. En su último año fiscal, cerró con 3.000 millones de dólares. Claro que esos datos son, eso sí, globales y no solo estadounidenses como estima el analista que ocurriría con la potencial publicidad de Netflix.

¿Merece la pena cambiar de estrategia? ¿Debe Netflix dar el salto a los anuncios? Como recuerdan en MarketWatch, al hilo de las estimaciones, Netflix ha hecho de la ausencia de publicidad uno de sus grandes valores y uno de los elementos que emplea de forma recurrente para posicionarse frente a los consumidores. Pero, como señalan desde la firma de análisis, la publicidad se podría convertir en una oportunidad "demasiado difícil para Netflix para continuar resistiéndose".

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo