PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La transparencia se ha convertido en una de las grandes obsesiones de marcas y empresas en los últimos años, aumentando su poder a medida que crecía la presión de los consumidores en este terreno. Los usuarios quieren saber 'la verdad' sobre las cosas que ven y sobre lo que les ofrecen marcas y empresas, por lo que las compañías han tenido que empezar a afinar cómo presentan las cosas y qué usan.

En el mercado de la publicidad, la transparencia se ha convertido en una exigencia al alza y en una, además, cada vez más crucial en un mercado en el que se ha perdido la confianza en las organizaciones y se tema más a la desinformación y las fake news.

Sobre la publicidad política fue sobre la que primero se hizo presión para que fuese mucho más clara online y mucho más transparente sobre quién lanzaba qué mensajes y quién estaba detrás de ello. Ahora, esas presiones han llegado a la publicidad online general.

Google acaba de anunciar que va a usar las mismas normas que aplica como base para la contratación de anuncios políticos a todos los anuncios que se suban a su plataforma publicitaria.

Google acaba de desvelar en un post en su blog corporativo publicitario que está "trabajando para llevar una transparencia adicional al anunciante detrás de los anuncios que la gente ve". A partir de ahora, las normas de atribución de los anuncios políticos se convertirán en la norma general. La compañía ha incorporado a "todos los anunciantes" a las mismas pautas que emplea en la publicidad política.

Las normas políticas, para todos

Desde 2018, los anunciantes políticos deben cumplir con unos preceptos de verificación. Antes de lanzar una campaña, deben confirmar su identidad y esta es mostrada a los consumidores cuando ven sus anuncios. A partir de ahora, eso es lo que tendrán que hacer los anunciantes en general. Tendrán que enviar a Google "una identificación personal, documentos de negocio u otra información que pruebe quien son y en qué país operan".

Esa información se añadirá a los puntos de información que acompañan a los anuncios. Ahora mismo, cuando un usuario ve un anuncio gestionado por Google puede desplegar una ventana de información que explica por qué estaba viendo eso. Con la nueva norma de Google, se añadirá una pestaña sobre la identidad del anunciante. En ella, el usuario verá qué marca o individuo está detrás del anuncio y en qué país se encuentra.

La información empezará a estar disponible este verano. Será cuando empiece a añadirse esa capa de datos a los anuncios que se sirven a los internautas vía Google. El sistema empezará a funcionar en Estados Unidos y de ahí se ampliará al resto del mundo.

Las razones de Google

Además de la presión por ampliar la transparencia de la publicidad y por satisfacer las demandas de los consumidores, el movimiento tiene también otras razones que lo explican. "Estamos comprometidos a dar a nuestros usuarios transparencia, opciones y control cuando se refiere a los anuncios que ven en nuestras plataformas", asegura en el post John Canfield, director de product management e integridad de los anuncios.

Añadir quién está detrás de los anuncios reduce las posibilidades de fraude y también hace más fácil el poder servir anuncios en categorías 'delicadas'. En el propio post en el que Google lo anuncia, ya aparece esta idea en una de las frases que emplean para explicar qué están haciendo. "Ayudará a apoyar la salud del ecosistema publicitario digital detectando malos actores y limitando sus intentos de representarse erróneamente", explican.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo