Creativo en Método Comunicación. Emprendedor, creativo, blogger, apasionado por la publicidad digital,...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcasHablemos claro: Si no estás en Google no estás en Internet.Supongo que a todo diseñador web le han preguntado alguna vez: ¿Por qué no aparece mi página en la primera posición de Google?Como todos sabéis Google utiliza un valor numérico llamado PageRankTM para posicionar las páginas web que indexa, este valor va de 0 a 10 y tiene en cuenta (entre otras cosas) el número de links que apuntan a nuestra web desde otras, así como el valor de PageRankTM de las webs que nos enlazan. De esta forma, contra más links tengamos apuntándonos desde otras webs, mayor será nuestra puntuación en el ranking de Google. En función de la importancia de la página web que nos enlace, Google determinará el valor del enlace. Además, es fundamental conseguir links desde páginas de temática relacionada con la nuestra. También es importante definir las etiquetas META y el título de la página. Por último es aconsejable prescindir de las páginas de intercambio masivo de links y de las prácticas que Google interpreta como “ilegales” como incluir listados de palabras ocultas en el cuerpo de nuestra página, etc. Ya que pueden penalizarnos y en ese caso no serviría de nada todo el esfuerzo realizado.Posicionar una web en Google es una tarea complicada y que supone de grandes dosis de paciencia. Por suerte existe la parte “comercial” del invento que nos permite estar visibles en el buscador, pasando por caja. Son los enlaces patrocinados o AdWords que vemos en la parte izquierda y en algunos casos en la parte superior del listado de resultados. Se trata de anuncios de pago por click donde el anunciante determina la cantidad de dinero que quiere pagar por cada click recibido, en función de la palabra buscada. El CPC (coste por click) definido determinará la posición en la que aparecerá nuestro anuncio. Por ejemplo si por la palabra “diseño” se está pagando a 0,45 Euros por click y nosotros definimos un coste de 0,50, nuestro anuncio aparecerá por encima de los demás. Por ahora parece sencillo ¿no?Antes de empezar a utilizar AdWords es importante definir una buena estrategia para evitar malgastar nuestro dinero. A continuación expongo los puntos, que considero, esenciales para desarrollar una campaña de AdWords de forma eficaz:- Analizar el perfil del visitante que es potencialmente rentable para nuestra página web: ¿nuestra web es de interés general o buscamos algún perfil en concreto? ¿somos una empresa, cuál es nuestro ámbito de actuación: internacional, nacional, regional, local? ¿Nos interesa aparecer en la red de contenidos de Google (enlaces patrocinados que aparecen en otras páginas) o sólo en las páginas de búsqueda de Google? La red de contenidos nos proporcionará mayor número de clicks pero probablemente muy pocos clicks “útiles” si nos dirigimos a un público en concreto.- Definir una lista de palabras o frases clave no demasiado extensa inicialmente y observar qué palabras tienen un mayor porcentaje de CTR es decir el porcentaje de clicks en función del número de impresiones en pantalla. Es importante tener en cuenta el idioma de nuestro visitante potencial y las posibles combinaciones de palabras para una misma búsqueda.- Es aconsejable redactar un anuncio fácil de entender y que sintetice la temática de nuestra web. Es bastante útil definir más de un anuncio y dejar que se muestren de forma aleatoria, así observaremos cual recibe más clicks, esto nos ayudará a crear anuncios más efectivos a lo largo de la campaña.- El visitante que pulsa sobre nuestro anuncio quiere ir a una página que hable de la palabra que ha buscado, de nada sirve que todas nuestras palabras apunten hacia la “home” de nuestra web. Así que conviene definir una URL para cada palabra, de esta forma facilitamos el acceso hacia los contenidos de nuestra web.- Programar los días de la semana y las horas en las que queremos aparecer.- No hay que obsesionarse con aparecer en la primera posición. Merece la pena ser prudentes, establecer un CPC medio y garantizar la permanencia en las posiciones centrales del listado o incluso en la segunda página durante más tiempo. Posiblemente para estar en la primera posición haya que pagar un CPC demasiado elevado que sólo nos proporcionará unas pocas visitas muy caras reduciendo las probabilidades de captar vistas rentables.En resumen, se trata de utilizar esta herramienta de forma racional para no dejarse llevar por las prisas o la obsesión de ser el primero de la lista. Una campaña eficaz de AdWords puede suponer el éxito de nuestra página web y por el contrario, una campaña mal planificada puede ser una forma rapidísima de malgastar nuestro presupuesto de publicidad online.
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo