PuroMarketing

El packaging es la cartade presentación de los productos y la herramienta que usan marcas yempresas para posicionarse ante los consumidores. Es lo que llamarála atención del consumidor en el punto de venta, lo que marcarámuchas veces la opinión que se tiene de las cosas y lo que inclusoempujará a que tomemos una decisión de compra. Por tanto, elpackaging tiene que mantenerse actualizado y debe ser capaz deadecuarse a los cambios y a las modificaciones.

¿Cómo cambiará elpackaging en el futuro inmediato? Los analistas de Mintel han lanzadouna serie de predicciones sobre por dónde consideran ellos que iránlos diseños de embalajes y presentaciones de producto en lospróximos meses.

"Nuestras tendencias de packaging para 2018reflejan las actitudes de los consumidores, las acciones y loscomportamientos de compra más habituales y con más potencial decara al futuro tanto en los mercados globales como locales",explicaDavid Luttenberger, Global Packaging Director en la consultora. Partiendo de lo que hacen y de lo que todo apunta que harán, esto eslo que tendrán que hacer marcas y empresas en diseño de packagingen 2018,

El packaging empieza atener conciencia

El packaging de losdiferentes productos que consumimos es una de las principales fuentesde desechos y es considerado, por tanto, en muchas ocasiones unelemento no necesario y simplemente una fuente de basura por parte delos consumidores. ¿Quién no ha pensado en lo inútil que eran todaslas cajas en las que llegaba algún producto que habían comprado? Amedida que los consumidores se vuelven más sensibles con este tema,también lo va haciendo el diseño de packaging.

Una de las grandestendencias del futuro inmediato estará en la de dotar al packagingde conciencia y hacer ver que las cajas, embalajes y demás no sonsimplemente basura. Las marcas empezarán a educar a los consumidoressobre los beneficios del packaging y sobre cómo este ayuda a ser máseficientes. El ejemplo de los productos del supermercado es uno delos más claros: el packaging mostrará como este protege losalimentos durante todo el proceso de consumo.

La experiencia seextiende al packaging en ecommerce

El ecommerce no termina suproceso de venta hasta que el paquete llega a manos de susconsumidores, a pesar de que algunas compañías de comercioelectrónico a veces olvidan este dato. El cómo se presenta elproducto y el cómo llega a casa es crucial, porque ese packagingserá al final el que genere la primera impresión real. En 2018,prevén los analistas de Mintel, las compañías online empezarán aprestar cada vez más atención al packaging para mejorar laexperiencia de compra.

Las compañías deecommerce se preocuparán por tanto de lo que en Mintel llaman el'designing packaging', el packaging de diseño que es el que se veonline cuando se compra, y en el 'transit packaging', el packaging entránsito que es el que el repartidor trae a casa. En ambos sebuscará cumplir con las expectativas del comprador.

La nueva era delnovedoso clean label

El cleanlabel es en realidad una moda de nuevo cuño, un elemento que seha empezado a poner de moda en los últimos tiempos (y que ya haempezado a hacer acto de presencia en los supermercados). Esteetiquetado vende la idea de una transparencia absoluta e intentacontarle al consumidor todo y de un modo que resulte fácil decomprender. En 2018, la tendencia continuará y mejorará, ya que porun lado las compañías tienen que contarlo todo pero por otro tienenque cuidarse mucho de no hacer que el consumidor se sienta abrumadopor un exceso de información.

En 2018, las compañíasencontrarán el equilibro entre un punto y otro y conseguirán asíhacer que los consumidores se sientan más cómodos haciendo suscompras. El packaging "proveerá un momento de calma y claridadpara los consumidores" en medio del caos del punto de venta.

El packaging asume supeso en la contaminación

Los océanos están llenosde plástico, plástico que ha salido del packaging de infinidad deproductos. Las marcas y las empresas van a empezar a tomar concienciade cómo pueden actuar en este problema. Las campañas deconcienciación con los consumidores y las de recogida de plásticosy limpieza de océanos no han sido suficientes, así que el problemase va a llevar al corazón del propio packaging. Cada vez se apostarápor modelos más ligados a los principios de la economía circular,en los que el packaging será un elemento siempre en uso. En lugar dereciclarlo, el packaging volverá a ser puesto en circulación unavez más (como se hacía en el pasado, por ejemplo, con las botellasde gaseosa).

El packaging vaintentar redirigir el tráfico en los puntos de venta

Los cambios en el consumohan modificado también el modo en el que nos comportamos en lospuntos de venta. En los supermercados, los millennials han implantadouna nueva forma de navegar por la zona de compra. Están imponiendoel modelo de 'comprando desde la periferia'. En vez de recorrer elsupermercado al completo, están visitando simplemente los estantesde los laterales, ya que son los que tienen los productos frescos.

Por tanto, las compañíasque ocupan los estantes del centro tienen un problema. Han perdidotráfico. El packaging intentará recuperar terreno perdido,cambiando cómo se presentan esos productos. Empezarán a usarmateriales transparentes, diseño contemporáneo y a poner el acentoen cuestiones de reciclado para volver a captar a esos consumidores.