PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los deportes electrónicos, los conocidos como eSports, han ido aumentando su presencia y su tirón. No solo ha crecido el número de personas que juegan a estos deportes, sino también las de sus espectadores. Las áreas en las que se están insertando los deportes electrónicos son muy variadas - no hay más que ver cómo diferentes deportes están señalando que los eSports llegan también a su terreno - y los focos de interés que genera también lo son - hasta llegó a entrar en el discurso de campaña de las elecciones generales.

Su crecimiento está muy vinculado, obviamente, al cada vez mayor interés de los usuarios por practicar estos deportes, pero también por el hecho de que se están convirtiendo en una oportunidad de oro creciente para marcas y empresas. Los eSports son una nueva vía para los patrocinios y para la publicidad, algo que cada vez más marcas están viendo y aprovechando. De hecho, la lista de marcas que se unen a este nuevo El Dorado del marketing deportivo es muy amplia y variada.

No solo las marcas que se asocian habitualmente de entrada a este tipo de contenidos se ha posicionado en este terreno, sino que también lo han hecho compañías y enseñas de otros muchos terrenos, como puede ser el del lujo. Uno de los últimos acuerdos de colaboración entre uno de los gigantes de los eSports y una marca ha sido, por poner otro ejemplo, con Hello Kitty.

Pero los eSports no solo tienen potencial para las compañías únicamente empleando esa vía, sino que se pueden emplear para tomar impulso de otras muchas maneras. Son una oportunidad para hacer branding para ciertas compañías y se han convertido también en una ventana para las marcas para llegar a un público esquivo con el que no sabían cómo conectar, el de la generación Z.

Los consumidores más jóvenes son un elemento complejo, con el que tienen que reinventar en cada ocasión su estrategia. Les pasó con los millennials en la generación anterior y les está pasando con los miembros de la Generación Z ahora.

Y, por supuesto, los eSports se pueden convertir en una fuente de ingresos para las marcas de un modo derivado.

El impacto transversal de los deportes electrónicos

Las nuevas oportunidades pueden estar en muchos terrenos y en muchas áreas, que las marcas y las empresas deben encontrar. Analizar el negocio transversal que generan los grandes macroeventos o las prácticas deportivas tradicionales puede ayudar a visualizar por dónde deben ir las cosas.

Los deportes suelen generar ciertas fuentes de ingresos derivadas, que tienen un impacto en las cuentas de otras compañías, como es el caso del merchandising de marca o los derechos de retransmisión.

También pueden convertirse en focos de potenciación del turismo. Es algo que los deportes y los macroeventos ya hacen. Los consumidores se mueven por el tirón de esas grandes citas, como puede ser para ir a un partido de fútbol clave o para asistir a un concierto de un grupo favorito. También lo pueden hacer los deportes electrónicos. Como señalan en un análisis de VentureBeat, podrían también ser una de las palancas para mover el turismo local.

A medida que se van creando ligas de deportes electrónicos y se crean grandes citas vinculadas, estas se convierten en focos más destacados de atención para los consumidores, que también quieren ir como espectadores a estas grandes citas. Algunas estimaciones ya apuntan que el 70% de las entradas en algunos grandes eventos de eSports se vendieron a espectadores de fuera de la ciudad de acogida.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo