PuroMarketing

El próximo 2 de febrero tendrá lugar la Super Bowl, el evento deportivo más esperado del año. La final de la liga de fútbol americano se ha convertido en un éxito de masas, capaz de atraer a millones de espectadores de todo el mundo, cuya trascendencia, como era de esperar, también ha saltado a las redes sociales.

Un evento de estas características no podría pasar desapercibido para empresas y marcas, quienes cada año se preparan para alcanzar su momento de gloria. Así, las marcas tienen preparado todo su arsenal para aprovechar cualquier oportunidad y hacerse con el favor de la audiencia. Un hecho memorable que el año pasado consiguió la marca de galletas Oreo, quien supo iluminar como nadie el lapsus producido por un apagón en el estadio, emitiendo un tuit que alcanzó cerca de 15.000 RT, consiguiendo con ello más impacto que con su anuncio en televisión.

Y es que los usuarios siguen la actividad de las marcas en esta jornada tanto o más que el encuentro deportivo, participando activamente con sus comentarios y shares. La encuesta publicada por Crowdtap indica que el 93% de los espectadores hablará de la publicidad con los suyos, mientras que un 61% compartirá estos anuncios en las redes sociales.

En esta jornada las marcas despliegan todas sus artes para impactar al público con un derroche de medios y creatividad, creados ex profeso para este día. No en vano, este año las grandes empresas invertirán una media de 4 millones de dólares por cada anuncio de 30 segundos.

Todo un espectáculo que no deja a nadie indiferente. Hasta el punto de que un 37,6% está pendiente de estos anuncios incluso antes del partido. Varios son los motivos que le impulsan a ello, desde su interés por la marca (59,1%), seguir la recomendación en las redes sociales por parte de un amigo (55%), que en el anuncio salga su ídolo (40,5%) o sencillamente que el anuncio del año pasado les gustara (31%).

La tensión social ya se manifiesta antes del partido. El 25% de los aficionados comentará sobre los anuncios en las redes sociales, y el 67,4% continuará durante el encuentro. Más de la mitad de ellos publicará tanto sobre los jugadores, como la publicidad o el show del descanso. El 41,2% lo hará durante la mayoría del partido, mientras que un 29,4% actuará de tanto en tanto.

Los datos de Crowdtap muestran que Facebook será la plataforma social que registrará mayor actividad durante la jornada (55,8%), seguido de cercapor la mensajería instantánea (41,5%). El 25,1% de los espectadores utilizará Twitter para participar activamente e implicarse en la Super Bowl.

Sin duda, las marcas son las grandes vencedoras de la Super Bowl. Tras el partido, 2 de cada 3 espectadores seguirá interactuando acerca de los anuncios en las redes sociales, y se dirigirá a internet para disfrutar de nuevo de estas creaciones publicitarias. Asimismo, el 73% de los encuestados afirma que está más dispuesto a seguir a una marca a raíz de su actuación estelar en esta prueba de fuego tan mediática.