Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Cuando tenemos un problema, necesitamos consejo, o simplemente estamos buscando información que nos ayude a tomar nuestras decisiones de compra, recurrimos a las recomendaciones de nuestros semejantes.

De entre ellas, además de nuestro círculo más inmediato, existe una serie de referentes, cuya experiencia y consejos valoramos especialmente. Se trata de los influencers, aquellos prescriptores que ensalzan en los medios sociales, propios y ajenos, las bondades la marca y nos recomiendan sus productos.

El problema estriba en que su mensaje está claramente intencionado, dirigido a cambiar la conducta del consumidor en favor de la marca. Ciertamente, su opinión cuenta con un alto índice de credibilidad, aunque no podemos garantizar que ésta se desinteresada. Es más, cada vez son más las marcas que solicitan el voto de favor para sus productos, a la hora de impulsar su estrategia de marketing. Para ello, existen múltiples formas de retribuir o compensar a estos
"profesionales de la influencia".

Según Monetate , el 65% de las empresas ya incluye técnicas de marketing de influencers en su estrategia de marketing digital y en muchos casos, estos influyentes realizan su labor de "forma profesional o interesada", es decir, recibiendo una contraprestación por todo ello. Se trata incluso de una práctica que se viene haciendo desde hace tiempo. El 73% de los participantes en el estudio publicado en febrero por Augure indicó que llevaba implementando esta estrategia desde al menos 2 años, con resultados positivos, en el 69% de los casos.

Ante la infoxicación en la que nos encontramos sumergidos, las marcas necesitan a toda costa destacar. Para ello, la publicidad no siempre es la mejor opción. Los usuarios permanecen impasibles ante los anuncios e impactos publicitarios de toda índole; ahogando con ello los esfuerzos por parte de las marcas por calar en su mente y en su corazón.

Por ello, ante esta sensación de impotencia que hace naufragar su mensaje, las marcas apuestan por un salvavidas, de la mano de aquellos que sí cuentan con el favor del públicos, de quienes cuentan con una audiencia entregada, que sigue de cerca su actividad, sus consejos y recomendaciones.

En este universo de la influencia que ha ganado adeptos con la proliferación de los entornos digitales, encontramos todo tipo de figuras que cumplen con las principales premisas. Desde deportistas, actores y gurús e incluso la nueva y tan de moda generación de "youtubers" profesionales con millones de seguidores. Todos ellos, dispuestos de forma sugerente, a convertirse en altavoces de productos y marcas a través sobre todo, de sus propios perfiles en redes sociales. Eso sí, pagando en ocasiones un alto precio a cambio de este poder de notoriedad e influencia.

En cambio, no podemos dejar de lado a una nueva generación influencers; aquellos que sí actúan de forma "desinteresada", y cuya opinión no atiende a contraprestación económica. Se trata de los propios consumidores, cuya voz cada día tiene mayor credibilidad por parte de sus semejantes. Nielsen indica que el 92% de los consumidores confiere mayor relevancia a las opiniones de sus semejantes que a otras fuentes de referencia. Un hecho que afecta directamente a sus decisiones de compra.

Llegados hasta este punto ¿Es recomendable recurrir a los influencers profesionales para conseguir conquistar al consumidor? ¿En qué medida beneficia realmente esta estrategia a las marcas?

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo