PuroMarketing

Taco Bell, la empresa de comida rápida especializada en comida mexicana ha decidido abandonar su actividad en las redes sociales, para centrar su estrategia online en su propia app.

Una apuesta que podría sonar descabellada, teniendo en cuenta que estamos en plena era de los Social Media, aunque, bien mirado, puede tener su lógica.

Con esta iniciativa, al acceder a los perfiles sociales de Taco Bell, podemos ver un fundido en negro, donde destaca un único mensaje, que anima a los usuarios a descargar su app móvil. Sin duda una llamativa acción que no deja lugar a dudas: la marca quiere dirigir toda la conversación con sus usuarios al entorno móvil; concretamente a un espacio creado y concebido por y para ellos, donde tienen pleno dominio del contenido y de la actividad: su propia app móvil.

Si lo que querían era llamar la atención sobre el lanzamiento de su nueva aplicación móvil, sin duda lo han conseguido. La reacción en las redes sociales no se ha hecho esperar, auspiciada, todo sea dicho, por un apropiado hashtag, creado por la compañía a tal efecto #OnlyInTheApp.

Gracias a esta nueva aplicación, los usuarios podrán realizar y pagar sus pedidos, así como contactar directamente con la marca. Asimismo, destacan por ser pioneros en implementar los pagos móviles en su sector. Y todo desde una única interfaz. Se trata de un golpe de efecto ingenioso, del cual seguiremos su evolución.

Realmente, "apagar" las redes sociales es una propuesta atrevida, aunque en este caso no indica necesariamente que la marca le dé la espalda a sus clientes. Más bien todo lo contrario. Gracias a este nuevo canal, dedicarán todos sus esfuerzos a escuchar y atender las peticiones y sugerencias de sus clientes.

Las apps corporativas tienen grandes ventajas respecto a otros medios online. Además de pertenecer íntegramente a la empresa, ofrecen información de alto valor sobre los usuarios, lo cual permite mejorar la experiencia de usuario, además de ofrecer propuestas personalizadas.

¿Hasta qué punto esta empresa podrá vivir sin las redes sociales? ¿será suficiente una app para fomentar el engagement con su público objetivo y captar nuevos clientes? ¿Qué hará la competencia al respecto?