PuroMarketing

Los Óscars están a la vuelta de la esquina. El próximo 22 de febrero vuelve la ceremonia más glamourosa del año, donde se concentrará lo más granado de la meca del cine, y el lujo de la industria de la moda.

Un acontecimiento de relevancia internacional, que nadie quiere perderse, y donde cualquier estrella, marca, o simplemente aspirante al famoseo soñaría con conseguir su minuto de gloria.

Por ello, las redes sociales no pueden faltar a esta cita con la imagen y el esplendor del séptimo arte.
Al echar la vista atrás, todos recordamos la imagen del momento, vivida justo en la edición anterior. Se trata del selfie realizado por Ellen DeGeneres, que en pocos minutos se convirtió en la imagen más tuiteada del momento. Una trascendencia de la que Samsung, fabricante del dispositivo que "de forma casual" inmortalizó la escena, se benefició en gran medida, arrebatando con ello el protagonismo a la Academia, organizadora y anfitriona del evento.

Esta acción repercutió asimismo positivamente en la imagen de la actriz encargada de realizar la instantánea, cuyos seguidores en Twitter aumentaron 47 veces más que en un día normal, pasado de los 25,3 millones, a los 26,4.

En esta ocasión, la academia no tiene intención de dejar pasar la oportunidad de elevar a la máxima exponencia su saber hacer en aras de generar expectación sobre la ceremonia y que la marca se beneficie de todo el interés creado en torno a los actores, las películas y la meca del cine.

Así, este año, la Academia invertirá 5,5 millones de dólares al desarrollo y ejecución de un plan de marketing y Social Media. Dicha inversión se distribuirá entre las principales redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram), así coom en diversos canales de televisión de pago.

Además de hacer brillar en todo su esplendor a la Academia y la propia ceremonia, otro reto al que se enfrentan el próximo día 22 es al de arrebatar cuota de pantalla a la programación televisiva. Los Óscars coincidirán en franja horaria nada menos que con Walking Dead.La audiencia de 2014 fue de 43 millones de personas; la ceremonia más vista desde 2004, año en el que "El Señor de los Anillos" fue candidata a la mejor película. ¿Conseguirá este año superar esta cifra?