PuroMarketing

Empresas de todo tipo y tamaño quieren entrar en el mundo de los medios sociales haciéndose rápidamente una cuenta en Twitter o una página en Facebook pero no todo es conseguir seguidores y contar las noticias de las compañías sino que hay que escuchar las conversaciones que se generan para saber más sobre los consumidores y aprender de ellos para lograr una imagen de marca.

A continuación incluimos diez consejos para hacer que la marca triunfe en Twitter

Sigue las conversaciones sobre tu marca

Los consumidores están hablando de las empresas y los productos en los medios sociales y, cada mención, es una oportunidad de conectar con ellos. Utiliza Google Analytics para conocer los nombres que se utilizan y la terminología para facilitar esta búsqueda e incluye palabras claves y frases en el seguimiento.

Cuando veas una mención interesante sobre tu marca sumérgete en la conversación para dar soporte,  consejo o dar las gracias. Si recibes una queja contacta directamente con el usuario para resolverla y, posiblemente, se pase de la crítica al apoyo a la marca.

Sigue las conversaciones sobre la industria

Mira más allá de tu empresa y productos y sigue cualquier término general relevante para tu mercado. Participa en las discusiones relevantes para compartir tu punto de vista y experiencia pero como un participante más no como un promotor.
Aprovecha estas  conversaciones para escuchar y aprender como si se tratara de un focus group y mejorar tus propios productos y servicios. 

Sigue los comentarios públicos sobre la competencia

Utiliza Twitter como herramienta para saber qué se dice de la competencia más directa. Recuerda que lo mismo pasa contigo, tus tweets son públicos y están a la vista de todo el mundo así que se debe ser prudente sobre lo que se dice y cómo.

Mide el éxito y los resultados

Las métricas ofrecen información sobre lo que funciona y lo que hay que mejorar. Analizar los resultados de las campañas no solo sirve para justificar la inversión en medios sociales sino que arroja luz sobre las áreas en las que es necesario centrar la atención y los esfuerzos.
Realiza análisis semanales siguiendo el número de clics diarios, las horas y los días en los que se generan mayor número de conversaciones así como datos geográficos de los seguidores.

Conoce a tus prescriptores

Identifica los embajadores potenciales de tu marca que pueden ayudar a transmitir tu mensaje, investiga sobre quién habla de tu marca y de qué manera e intenta conectar directamente con ellos.

Adecua tu mensaje a tu audiencia

Cada comunidad desarrolla un léxico, protocolo y cultura única. Para poder llegar a la audiencia hay que sumergirse previamente para poder conocer toda esta información y adaptar los tweets.

Optimiza los calendarios de las campañas

Lanza tu mensaje en el momento y en sitio correcto. Planifica tu campaña para poder llegar a la audiencia en momentos en los que estén conectados. Crea un calendario editorial para tus campañas sociales de manera que la marca esté activa a lo largo de todo el año.

Ofrece contenidos que aporten valor

El éxito de la campaña no depende únicamente de los mensajes y del calendario, los consumidores necesitan una razón para seguir a la marca como descuentos especiales, promociones y contenidos exclusivos.

Colaboración entre equipos

Si se trabaja con múltiples cuentas y equipos utilizar el dashboard de Twitter o alguna herramienta que tenga el propio cliente para simplificar las colaboración. Para cada cuenta designa a una persona como responsable y a su equipo que participan monitorizando conversaciones e integra la actividad de Twitter dentro de la estrategia de CRM social.

Ante todo se humano

Pon cara a la empresa ya que hará que las conversaciones sean más naturales y los consumidores lo verán como un amigo y no una marca.

Si todo esto te parece muy complicado ponte en los zapatos del consumidor y encuentra varias marcas que te gusten, síguelas durante un tiempo y analiza lo que funciona y lo que no aunque no se tiene porqué extrapolar el éxito de una marca al resto a pesar de que se haga lo mismo.