PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El comercio social es una actividad simbiótica entre plataformas como Facebook y Twitter, y de comercio electrónico tradicional y móvil. La gran pregunta que todos los vendedores se hacen es ¿cuánto debemos dedicarle a Facebook?

Las ventas por comercio electrónico alcanzarán los 197 mil millones de dólares este año, según Forrester, de los que Amazon tiene un 10%. Si Facebook quiere llegar sólo a un 5% de esa cantidad, debería invertir millones de dólares en infraestructura para apoyar a los minoristas, los compradores, los dispositivos y tener las opciones de pago que ofrece Amazon, según un informe de SocialTimes.

Sin embargo, las oportunidades en comercio social y móvil son enormes. La empresa cita datos de terceros que sugieren que el 34% de los compradores ha hecho clic en algún anuncio localizado y un 54% han hecho un pago a través del móvil en los últimos tres meses.

Además, el 60% de todo el tiempo dedicado a la navegación a través del móvil, se encuentra en las redes sociales y un 27% de los 100 principales minoristas tienen un botón de “me gusta” en sus productos.

Entre las tendencias que el grupo de investigación ha identificado, tenemos la oportunidad de ingresos más grande está más allá de la red social e incluye a los sitios de minoristas, los dispositivos móviles y el lanzamiento de nuevas empresas que crean sus propias plataformas y que las ventas de Facebook representan menos del 10% de los ingresos mensuales para la mayoría de los minoristas con presencia en la red social.

Expertos dicen que el volumen de transacciones de bienes físicos en Facebook va a superar los 250 millones de dólares en 2011 y el ingreso de ventas al público generado en la red social, oscilará entre los 75 y los 100 millones de dólares.

Tameka Kee, autor del estudio, expresó que “cuando entré en esto, pensé que todas las compras se realizarían a través de Facebook, pero uno se da cuenta que es sólo una parte de algo mucho más grande, alimentado por el núcleo móvil, el comercio electrónico y demás. Todos ellos funcionan juntos y si bien Facebook es la parte más emocionante, no es la única”.

SocialTimes fue a algunas empresas y vendedores del espacio social para examinar lo que estaban haciendo en Facebook, entre ellos, directivos de EyeBuyDirect, 8thBridge, Delta Airlines, Avon, Guess? Y 1-800-Flowers.com.

La mayoría trabaja en las plataformas sociales, y las ven como herramientas de diálogo y conocimiento de marca de una forma menos contundente que la publicidad. Para ellos, la transacción no es el punto. EyeBuyDirect por ejemplo, comparte ese sentimiento y dice que las ventas en Facebook son menos del 5% de los ingresos mensuales de la compañía “y aumentar al 10% o más no es algo que estemos buscando”. Por el contrario, ve la oportunidad de crecimiento en las redes sociales en la mejora de la experiencia del usuario.

Los riesgos del uso de Facebook para el comercio son evidentes: apagar a las personas para las que Facebook es una sala de estar digital. Todas las empresas trabajan en ver cómo hacer sus programas de compra en redes sociales sin violar la confianza de los usuarios. “La última cosa que una marca establecida quiere hacer es salir y empezar a lanzar los productos en Facebook, a menos que ellos sean quienes lo soliciten”, expresó.

Ranfrod, vicepresidente de marketing de 1-800-Flowers.com, dijo que no saber cuándo lanzar sus productos a los fans de Facebook es casi tan importante como saber cuándo hacerlo, y cita su propio ejemplo: “Los fans nos dijeron que querían ver menos ventas y más contenido, como ideas de qué tipo de regalos se deben dar y cuándo”. Esta táctica funcionó pues duplicó su fans antes del día de San Valentín.

El mayor problema al que se enfrentan los vendedores es depender de los datos de Facebook, que si bien ahora están disponibles, puede que en un futuro deseen venderlos y con la dependencia mencionada, estarán obligados a comprarlos pues éstos tendrán más impacto en las conversiones que las búsquedas de pago.

Kee comentó que “Facebook no tiene planes para vender los datos pero ¿quién puede decir qué va a pasar?”, y agregó que “en caso de querer hacerlo, el problema lo tendrán los pequeños comerciantes pues los grandes tienen el dinero para pagarlos”

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo