PuroMarketing

Era ya un rumor a voces que el servicio de atención al cliente atendido desde Latinoamérica era causa manifiesta de multitud de críticas de muchos usuarios de la compañía. Tanto, que incluso este asunto comenzaba a posicionarse como un motivo real de una posible crisis de reputación.

Este aspecto había sido utilizado por compañías de la competencia como Jazztel y Orange, para diferencias sus servicios de atención al cliente, aludiendo y poniendo de manifiesto las carencias y problemas denunciados en muchos foros y medios por los propios clientes de telefónica.

Ahora, la compañía parece tomar la iniciativa y dispuesta a traer de vuelta este servicio a España, en un intento por frenar la perdida de usuarios descontentos con el servicio ofrecido hasta el momento.  Según ya avanzaba durante la jornada de ayer en una entrevista al diario EXPANSIÓN, José María Alvarez-Pallete, presidente y consejero delegado de Telefónica Europa; la compañía pretende en los próximos meses que todos los call centers que dan servicio al mercado español sean nuevamente trasladados a territorio nacional.

Sin embargo de muchas de las críticas no sólo se centraban en las dificultades y carencias detectadas en este servicio, sino en la decisión tomada por la compañía de eliminar en tiempos de crisis cerca de un 20% de su plantilla en España, unos 6.500 empleados.

El regreso de los call centers es una de las ideas del propio Álvarez-Pallete para evitar la marcha de clientes, pero a su vez supone una clara maniobra para recuperar la reputación perdida a ojos de los usuarios y clientes españoles. Según palabras le propio directivo, "Telefónica está totalmente comprometida con España y el regreso de los call centers es una forma de demostrarlo".