PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El mobile commerce sigue creciendo sin descanso. Las páginas específicamente diseñadas para dispositivos móviles, el auge de los servicios de geolocalización y los distintos avances que se van dando en el pago móvil dan fuelle a unas cifras que hablan por sí solas. En el segundo cuatrimestre de este año las transacciones a través de smartphones y tabletas se incrementaron casi cuatro puntos y ya representan el 17,5% de las compras online.

Sin embargo, ha sido el móvil el que más ha despuntado y ha recuperado posiciones frente las tabletas. Ya más de la mitad de las compras móviles se realizan desde un teléfono móvil. Según el último Global Mobile Payments Index, las transacciones a través de un smartphones pasaron del 6,5% al 9,2%, mientras que en las tabletas apenas crecieron un 0,9%, hasta representar el 8,3% de todas las compras online.

La brecha abierta entre ambos dispositivos es diferente en función del país y la zona geográfica. En Norteamérica, por ejemplo, se vende casi el doble en móviles que en tabletas, mientras que en el sur del continente es justo al revés, porque los pagos con móvil son bastante inusuales.

Por sectores, el retail lleva la delantera y conserva los porcentajes más altos de penetración de compras móviles, con un 17,5% de las transacciones, más del doble se realizan desde una tableta. Le siguen las compras de contenido digital, con un 16,5% de cuota, y el sector del gaming, el único en el que han caído ligeramente las ventas móviles hasta el 8,5%.

Lo que no ha cambiado en estos meses es el predominio de Apple. La cultura de compra móvil parece más extendida entre los dispositivos iOS, desde los que se realizan casi el 75% de todas las transacciones móviles. Sólo un 25% de las compras se realizan desde dispositivos Android.

En su conjunto, el comercio electrónico móvil continúa su crecimiento imparable y se espera que se multiplique por siete en los próximos cinco años, hasta alcanzar los 19 millones de euros de facturación, sólo en Europa. La desestacionalización de la audiencia ha tenido mucho que ver. La mejora en las tarifas de datos y la extensión de las conexiones Wi-Fi  han hecho posible que, con una penetración de smartphones cada vez mayor, el dónde y el cuándo se compra hayan perdido mucha relevancia. Ahora importa el cómo y es responsabilidad de las empresas ofrecer un diseño y un contenido optimizado para los dispositivos móviles y lograr que la experiencia de usuario se igual de buena que en la versión web. Con tamaños legibles, velocidad de descarga razonable y una navegación diseñada para una pantalla más pequeña se puede aprovechar el enorme potencial de ventas que ha traído consigo el mobile.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo