PuroMarketing

Países de América Latina, como Brasil y Argentina, muestran las mayores caídas

El cambio experimentado por el surgimiento de Internet y las nuevas tecnologías ha supuesto un giro de 180 en las formas de comercialización comerciales, impulsado la integración y la globalización y generando a su vez un fenómeno que no hace sino crecer y que se denomina comercio electrónico o ecommerce. Un método de comercialización de productos y servicios que cuanta con mercados en los que este se encuentra más arraigado, bien por el tamaño de los países que lo componen, bien por las características de sus consumidores.

En este sentido, es bueno echar mano de los rankins en torno a los principales mercados de comercio electrónico que existen en la actualidad, como es el caso de la publicación, por parte de A.T. Kearny, del 2015 Retail Index ECommerce Global. Un informe del que se desprende que Estados Unidos vuelve a liderar el ranking de comercio electrónico global, lo que deja a China en la segunda posición de esta lista medidora y consolida a la potencia norteamericana como el principal mercado de arraigo del ecommerce, tras perder el pasado año la hegemonía a favor del país del sol naciente.

Un indicador interesante a tener en cuenta con la posición que ocupa el primer país europeo en el ranking. Este no es otro que Reino Unido, tercer posicionado y cuyo rango se debe en esta ocasión al crecimiento que ha experimentado la economía británica durante los últimos doce meses, en pos del retroceso de la misma en otras potencias del viejo continente.

Un podio del que no forman parte los principales países de Europa, aunque estos lideran el top ten de esta categoría. Así, Europa cuenta con una sobrerrepresentación notable pues a la posición hegemónica de Reino Unido le sigue Alemania, en quinto lugar, y Francia, en sexto. Por su parte, Bélgica se sitúa en noveno lugar y Dinamarca se sitúa en el puesto número 15.

España entra en el ranking

La sorpresa, en el terreno de lo patrio, es la posición adquirida por el ecommerce español, que entra por primera vez en este poderoso ranking. En concreto, España ocupa el puesto número 18 en la clasificación, lo que supone para los expertos en la materia un importante progreso y un signo de la recuperación de la economía interna, especialmente en el ámbito doméstico y el potencial de los ahorradores y familias.

Asimismo, es interesante tener en cuenta el rol que desempeñan las economías de Asia-Pacífico, pues suponen los verdaderos mercados de comercio electrónico emergentes, y en breve se convertirá en la región del mundo más grande en términos de venta electrónico. A pesar de que China ha perdido su condición de líder en la clasificación, sigue ostentando un meritorio segundo puesto.

Asimismo, Japón ocupa la cuarta posición del ranking y Corea del Sur se caracteriza por posicionarse en el séptimo puesto, por delante de otras economías mundiales y de países más desarrollados. Hong Kong y Singapur, en el 12 y 15 puesto respectivamente, también merecen una enunciación destacada en este texto.

América Latina, cuestionada

Sin embargo, América Latina ostenta la otra cara de la moneda con respecto a los resultados obtenidos por los países que componen esta región en lo que a mercados de comercio electrónico se requiere. Y es que si bien México logra un meritorio puesto 17 en la clasificación, otras economías del sur, como Brasil y Argentina, caen estrepitosamente en la clasificación.

¿El motivo de estos malos datos del ecommerce brasileño y argentino? Sus desaceleraciones macroeconómicas, sin lugar a dudas, así como la inestabilidad y los socios económicos que en el segundo caso están formando estas potencias. De hecho, este estudio subraya que ambos países cuentan como retos fundamentales mejorar su infraestructura, logística y de transporte en el caso de Brasil y la modificación de las regulaciones gubernamentales en Argentina, que pueden amenazar el futuro del comercio electrónico en los próximos años de manera notable.