PuroMarketing

En los últimos meses, los días señalados - como ocurrió con el día de los Solteros hace unas semanas - han ido protagonizando una tendencia el alza en el comercio electrónico y encadenando record tras record. Ya no se trata de pensar que el comercio electrónico supondrá un gran boom de ventas en un futuro inmediato. En realidad, ya lo está siendo ahora.

El ecommerce está vendiendo muchísimo y creando nuevas cifras record tras nuevas cifras record. El día de los Solteros, por ejemplo, movió tanto dinero en ventas en China como el equivalente a toda la economía de Letonia durante un año. La última campaña del Black Friday y, sobre todo, del Ciberlunes (el día destinado solo a las ofertas online y en el que las tiendas físicas no compiten con las online) ha dejado nuevos datos de record y nuevas cifras que superan todo lo que se había visto hasta el momento y hasta lo que se pensaba que iba a ocurrir.

Según los datos de Amazon, el último Ciberlunes se ha convertido en un día record en sus estadísticas. La compañía acaba de conformar que en el último fin de semana (el que agrupa del Black Friday al Ciberlunes) lograron batir su record en ventas y que el último Ciberlunes se ha convertido en el día concreto en el que más han vendido en toda su historia. Los datos son además globales y no están limitados al mercado estadounidense.

Las cifras de Amazon

El fin de semana de compras (que está vinculado a un festivo en EEUU, el de Acción de Gracias, y un puente) superó en Estados Unidos a las cantidades vendidas en el año precedente y marcó un nuevo record en datos de ventas de la compañía. Solo en Estados Unidos, se vendieron en los cinco días que unen en las promociones y en tiempo de compras 180 millones de unidades de productos. Pero los números no se limitaron al país norteamericano: el Ciberlunes cerró un record global para Amazon.

Según las cifras que ha ofrecido la compañía, ha sido el día en el que sus clientes compraron más productos en todo el mundo. Solo con los números de algunos segmentos ya se puede comprender la magnitud de las cosas. En juguetes se compraron 18 millones de productos. Los compradores también se hicieron con 13 millones de unidades en moda.

Además, los números de ventas también fueron muy buenos para los dispositivos propios de Amazon, lo que supone unos datos muy positivos para la compañía de forma específica. El nuevo Echo Dot, el altavoz inteligente de la compañía, fue su producto más vendido de forma global en la tienda online. También vendieron millones de tabletas Fire y Kindles y vieron buenos datos en Fire TV (que lideró sus ventas en dispositivos de streaming en Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Alemania).

Crecimiento general

Las cifras de Amazon van además en línea con otras estadísticas del mercado. Una estimación apuntaba que solo en el Black Friday las ventas en España habían crecido en un 223%, superando incluso a la media europea. En Europa, el crecimiento de ventas durante el período había sido del 72%.

En Europa, también algunas cadenas y marcas han hablado de ventas de record. El gigante británico John Lewis apuntaba que había cerrado el Black Friday superando sus records de ventas y vendiendo un 7,7% que en el año anterior. Curiosamente, entre sus productos más vendidos también estaba el Echo Dot de Amazon.

Los datos de Adobe sobre el mercado estadounidense apuntaban que se habían gastado 7.900 millones de dólares en el Ciberlunes - que se convertía así en el día de compras online que más dinero había movido en la historia del ecommerce estadounidense - y que el fin de semana de Acción de Gracias, Black Friday y Ciberlunes había supuesto 24.200 millones de ventas en la red.

La National Retail Federation estimaba un crecimiento general en el consumo de entre el 4,3% y el 4,8% y un gasto general en esos días de entre 717.000 y 720.000 millones de dólares.