PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Como es habitual, Google acaba de lanzar una nueva actualización de su algoritmo de búsqueda. Y, como es igualmente habitual, el cambio ha generado interés y tensión entre los marketeros, que necesitan comprender qué quiere ahora Google y qué premiará a la hora de posicionar sus contenidos entre los resultados de búsqueda.

Google lanzó un aviso en la cuenta de Twitter de su "liaison" de búsquedas, el profesional que es el punto de contacto entre la compañía y los especialistas en SEO. El anuncio avisaba de que en las siguientes horas se iba a lanzar la actualización - que ya está operativa y "seguirá desarrollándose en nuestros varios centros de datos en los próximos días".

La January 2020 Core Update, como ha sido llamada, no ha sido desgranada de forma específica por Google, más allá de señalar que está ocurriendo. En Twitter, la compañía remite a un post en su blog corporativo del pasado agosto, en el que se dan líneas generales de lo que suponen las actualizaciones de su algoritmo.

Las core updates son, recuerdan, cambios profundos en el algoritmo, que tienen un impacto mayor que los ajustes y modificaciones que están subiendo de forma recurrente. Como señalan, suelen tener "efectos notables" de forma general. Por tanto, pueden cambiar de forma clara qué posición se ocupa en los resultados de búsqueda. Dejan claro que los cambios no van a por páginas concretas, sino que se centran en "mejorar cómo nuestros sistemas valoran el contenido en general".

Algunas páginas pueden desplomarse en resultados: no quieren decir que sean peores, sino que posiblemente no están actualizadas o que han aparecido otras páginas que dan muchos mejores resultados y responden mejor a las dudas de los consumidores.

Qué cambia

El único consejo que Google da es el de plantearse si el contenido que se está ofreciendo es el mejor y el de orientar lo que se hace en esa dirección.

Para los responsables de SEO, sin embargo, lo que quieren son indicaciones concretas y marcas exactas de lo que debe hacerse y lo que no, como también de cómo están afectando los cambios y qué se está desplomando (o no). Por ahora, no se sabe del todo qué efectos ha tenido la actualizaciones (que ha empezado a aplicarse en las últimas horas), pero sí hay ya algunas mediciones sobre cambios que se han visto en los últimos días.

Los ajustes generales de enero en el algoritmo están afectando a los resultados de búsqueda móviles, o al menos eso es lo que están viendo en Estados Unidos y Australia los expertos en SEO y posicionamiento. En otros mercados, como recogen en varios testimonio en Serountable, el ajuste no se ha notado todavía.

Cómo será el futuro de las búsquedas

Un análisis de StanVentures señalaba, al hilo de los cambios en el algoritmo de Google, que en el futuro los resultados de búsqueda de Google estarán orientados a Google. Esto es, cada vez habrá más servicios de Google ocupando espacio en los resultados de búsqueda (desde anuncios a servicios de información específicos), lo que hará que para los webmasters encontrar cómo dirigir tráfico a sus webs sea cada vez más complicado.

En general, creen que dos grandes tendencias marcarán cómo serán los resultados de búsqueda del futuro. Por un lado, Google se convertirá en el "content curator" de la red, ofreciendo información de un modo directo y no solo con resultados de búsqueda que lleven a otras páginas. Por otro, aunque Google seguirá apostando por la filosofía de dar un servicio útil para el consumidor, lo hará con la idea de hacer caja de por medio.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo