PuroMarketing

La mayoría de los usuarios de Smartphones prefieren las aplicaciones gratuitas y aceptar la publicidad para compensarlo, según una investigación de Lab42, que encontró que el 80% de los usuarios habían descargado aplicaciones con anuncios, en tanto que datos de Pontflex mostraron que sólo el 12% de los usuarios de Smartphones prefieren pagar por aplicaciones, por lo que dos encuestas distintas muestran resultados casi idénticos

Retomando la encuesta de Lab42, reveló además que la mayoría de usuarios de Smartphones han clicado en un anuncio de aplicación en los últimos 3 meses, aunque sólo una minoría lo ha hecho en más de unos pocos. A pesar de la evidencia de la alta efectividad de la publicidad móvil, sólo la mitad de ese grupo recordó en qué anuncios había clicado.

En cuanto a Pontflex y su encuesta, encontró una clara preferencia por parte de los usuarios de Smartphones por los anuncios que los mantienen dentro de la aplicación, en lugar de aquellos que los llevan a un navegador móvil, como también una falta de afinidad por los anuncios móviles de vídeo, que los consideran perjudiciales.

Otros anuncios para aplicaciones móviles podrían incentivar a los usuarios a descargar a su vez, otra aplicación, como pueden ser puntos o recompensas que ofrecen algunos juegos. Pero esto es una creencia pues, según la encuesta de Pontflex, estos esfuerzos parecen ser igualmente ineficaces.

Hay que tener en cuenta algo, y es que la descarga de una aplicación gratuita extra no implica que sea utilizada. Los incentivos no son una garantía de su uso y dos de cada cinco usuarios prefieren mantener sus pantallas libres de iconos que no utilizarán, por lo que borran inmediatamente la aplicación, si no es de su agrado.

Sin embargo, los vendedores tienen una clara oportunidad con la publicidad en las mismas aplicaciones, pues millones de consumidores quieren un producto gratuito y están dispuestos a vera anuncios a cambio de ello. Estos anuncios a modo de banner móvil suelen estimular una mayor tasa de clics, pero siempre que sean relevantes y no sean muy perturbadores para los usuarios.