Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La inversión en vídeo crece de forma vertiginosa
El 61% de las empresas usan actualmente el vídeo como una herramienta de marketing
Datos y más datos del imparable crecimiento y auge de los vídeos online
779 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • #THEFUTUREJOBS. Anticípate al futuro y prepárate para los empleos que vienen ¡Más info!
  • PuroMarketing

    ¡El vídeo está de moda! Actualmente se trata de un formato en plena expansión al que pocos marketeros quieren renunciar, y ya es habitual que las marcas tengan un plan de vídeo que vaya mucho más allá de los contenidos publicitarios, incluyendo tutoriales en las redes sociales, ofreciendo imágenes en movimiento en la propia web o hasta apostando por formatos más artísticos como los cortos.

    Una nueva encuesta de Wyzowl a responsables de marketing y consumidores vuelve a indagar en el estado del vídeo marketing y arroja multitud de datos reveladores sobre cómo se está usando el vídeo y su potencial como herramienta de marketing.

    La inversión en vídeo

    La inversión en vídeo crece de forma vertiginosa, y año a año. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta los buenos resultados que están dando los vídeos en una gran variedad de métricas: de engagement a conocimiento de marca o generación de leads.

    • El 61% de las empresas usan actualmente el vídeo como una herramienta de marketing. De ellas, el 66% no lo usaba hace solo 12 meses.
    • El 67% de las compañías incrementará su presupuesto para vídeos y el 24% lo mantendrá. Solo el 8% piensa disminuirlo.
    • Para el 88%, el vídeo es una parte esencial de su estrategia de marketing, y el 76% cree que ofrece un buen retorno de la inversión.
    • Las objetivos que cumplen los vídeos son diversos: para el 93% ayudan al consumidor a entender mejor el producto o servicio, para el 72% son útiles para mejorar el ratio de conversión de la web, el 36% considera que disminuyen la cantidad de peticiones de soporte y el 62% cree que incrementan el tráfico orgánico.

    La distribución es multicanal

    El vídeo es un elemento muy versátil, no solo se emplea para lograr objetivos muy diversos, sino que además los marketeros los están distribuyendo y promocionando a través de múltiples canales, de la web a las redes sociales.

    El informe destaca, sin embargo, que a pesar de que los responsables de marketing no tienen dudas respecto del ROI de esta herramienta, aún les cuesta encontrar las vías más efectivas para promocionarlo, lo que quiere decir que su potencial aún puede explotar en el futuro.

    • El 45% de las empresas que usa vídeos, cuenta con uno explicando el funcionamiento de su propia web; el 83% considera ese vídeo introductorio muy efectivo.
    • Por canales, el 87% usa vídeos en redes sociales (de los que el 78% los consideran una táctica efectiva) y el 47% en las campañas email (el 80% los considera efectivos).
    • La mitad de los negocios que usan vídeo dicen tener dificultades para promocionar el contenido que producen.

    4 de cada 10 empresas aún no ha incorporado los vídeos a su estrategia de marketing

    Aunque los vídeos se están popularizando a la velocidad del rayo, no hay que creer que todas las empresas se han sumado entusiastas, ya sea por cuestiones económicas, por falta de conocimientos técnicos o simplemente desinterés. Lo que sí recalca el informe es que la gran mayoría de compañías que no usan vídeos en la actualidad, planean hacerlo en un futuro más o menos próximo.

    • El 42% de los encuestados que aún no empleaban vídeo, esperaba hacerlo en el futuro.
    • En cuanto a las razones para no sumarse al formato de moda, desde las empresas explicaron que es un formato muy caro (15%), que su ROI no es claro (12%), que no tienen necesidad de él (12%), que no tienen tiempo para crearlos y promocionarlos (10%) o que no son capaces de convencer a los responsables de la empresa de su utilidad (9%).

    ¿Cómo interactuan los consumidores con el contenido en vídeo?

    La encuesta no solo analiza lo que los marketeros están haciendo, sino como los consumidores utilizan los vídeos y que es lo que valoran de ellos. Se remarca que, hoy por hoy, los contenidos vídeo juegan un papel clave en el cambio de expectativas de los clientes y la mayoría consumen estos contenidos como parte del proceso de compra. Se trata de una herramienta de aprendizaje, pero también un arma persuasiva, especialmente interesante porque muchos usuarios están dispuestos a compartirla, a diferencia de lo que ocurre con otros formatos.

    Eso sí, para que el usuario sea seducido por el vídeo, este debe ser de calidad, no explicitamente promocional y aportar un valor añadido. Un mal vídeo, que no cumple con lo que se espera de él, le puede acabar saliendo caro a la marca, ya que disuade al comprador y disminuye su confianza.

    • Cuando hay disponible tanto texto como vídeo, el 69% prefieren lo segundo para informarse sobre un producto o servicio. El 98% de los encuestados ya había visto algún vídeo con este objetivo.
    • El 74% de los consumidores ha comprado alguna vez un producto tras ver un vídeo informativo sobre él. El 77% dicen haber sido convencidos para comprar dicho producto gracias a ver el vídeo.
    • El 33% de los usuarios han visto un vídeo sobre una app antes de decidir descargarla. La mitad considera que el vídeo le ayudó a decidirse sobre si descargarla o no.
    • Cuando se enfrentan a algún problema de uso, el 68% también prefiere ver un vídeo que explique como solucionarlo a tener que llamar por teléfono a soporte técnico.
    • El 70% de los internautas ha compartido un vídeo de marca con algún amigo o en sus redes sociales. El 76% comparte si le parece entretenido, el 69% si es de interés para sus amigos, el 65% si es informativo, el 55% si es inspiracional y el 3% simplemente porque les gusta esa marca.
    • Solo un 3% de los consumidores no compartiría un vídeo de marca bajo ninguna circunstancia.
    • 6 de cada 10 usuarios han decidido no comprar un producto como consecuencia de un mal vídeo de producto: al 37% le enfadó que las explicaciones no sean claras, al 25% le molestó la baja calidad de la imagen, al 21% que fuera demasiado largo, al 12% el mal diseño y al 5% una mala animación.
    Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar