PuroMarketing

YouTube ha sido la última en lanzar un fondo para creadores
La guerra contra TikTok avanza a golpe de talonario: así intentan las grandes quedarse con sus creadores estrella

Echar mano del talonario es una de las vías recurrentes que las compañías online eligen para intentar neutralizar a sus competidores o impulsar servicios similares que luchen contra ellos. Muchas de las grandes compras que las empresas tech han hecho en los últimos años han estado marcadas justamente por eso.

Solo hay que pensar en la trayectoria de adquisiciones de Facebook y como los movimientos que aplicaba impactaban en aquellos elementos emergentes que podían hacerles perder peso en el mercado. Pagar miles de millones por Instagram les aseguró tener a su más emergente rival bajo control.

Además de comprar a sus rivales o a empresas que los posicionen de forma más sólida contra ellos, las compañías de internet también usan el talonario para avanzar. Es lo que pasa cada vez que necesitan que los creadores de contenidos se conviertan en la base de alguno de sus servicios.

Pasó hace unos años con el vídeo online, cuando Facebook entró en guerra contra YouTube por ese mercado. Los creadores eran los que garantizaban espectadores y por ello los gigantes lanzaban fondos y pagos para intentar blindarlos.

Es también lo que está pasando ahora con la emergente TikTok. Las grandes compañías del entorno de los social media quieren canibalizar el mercado que ha creado el nuevo player. Primero, se produjo el movimiento de mimetización con su producto. Si hace unos años todas estaban lanzando Stories, ahora han hecho la misma maniobra con los vídeos de TikTok y todas las redes sociales están creando su formato alternativo.

Después, toca lograr contenidos para ese nuevo formato y para hacerlo están abriendo la cartera. Su palanca para posicionarse está en captar a los creadores de contenidos con inyecciones de capital.

El fondo de YouTube

La última en hacerlo ha sido YouTube. YouTube acaba de lanzar Shorts, su propio producto de vídeo online de corta duración con el que quiere posicionarse en el mercado que ahora ha impulsado TikTok. Para ello, va a pagar a los creadores de contenidos para que hagan ese trabajo directamente en la plataforma. El site de vídeos ha anunciado que ha creado un fondo de 100 millones de dólares para creadores, que estarán destinados a los creadores más populares de esa plataforma.

El lanzamiento del fondo será en los próximos meses, cuando los creadores de contenidos además empezarán a recibir los pagos. Se espera que la distribución de esos 100 millones de dólares se realice entre 2021 y 2022. Y, de entrada, todos los creadores son potenciales receptores de esos fondos: el dinero llegará a aquellos que al final de cada mes hayan recibido más engagement y visionados.

No es la primera

Y, por supuesto, YouTube no inventó la rueda. La propia TikTok tiene también un fondo para creadores que paga a los creadores de contenidos. TikTok abrió un fondo de 231 millones de libras esterlinas a repartir entre 3 años y destinado a creadores de EEUU y varios países europeos (entre ellos España) que premia a aquellos vídeos que han tenido más éxito.

Antes incluso de que TikTok pagase a los creadores, ya lo estaba haciendo Instagram. Al fin y al cabo, Facebook fue una de las pioneras de ese modelo de pago para impulsar un producto nuevo, así que no resulta sorprendente que lo haya también hecho con esta herramienta y con su otra red social.

Para lograr que los tiktokers más importantes se lancen a la conquista de Reels, la alternativa creada por Instagram, ha lanzado pagos. El movimiento es mucho más dirigido que el de sus otras rivales. Instagram ofrece directamente la compensación a las estrellas populares de TikTok para que creen contenidos.