PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La seguridad es la espada de Damocles de Internet y, por extensión, de las redes sociales. Las compañías encargadas de desarrollar estas plataformas son conscientes de ello y aplican medidas para mejorar este indicador. La última en llevarlas a cabo ha sido Twitter, la red social de los 140 caracteres. En concreto, esta semana The Verge ha publicado que esta plataforma tiene como propósito aumentar el sistema de control contra los abusos en línea, en especial de los que vienen de los usuarios indeseados denominados trolls.

Para ello, esta publicación avanza que Twitter va a empezar a utilizar los números de teléfono de los usuarios como medida de control a las acciones y publicaciones que se llevan a cabo en la plataforma de microblogging. La medida es revolucionaria, pues supone un paso cuantitativo con respecto a su política de expulsión de los usuarios en esta red social, y forma parte de los esfuerzos de control diseñados por la compañía. Así, su vicepresidenta de servicios, Tina Bhatnagar, ha señalado que en los últimos meses se han quintuplicado los reportes de usuarios abusivos y que el equipo que analiza tales acciones es en estos momentos tres veces mayor que antes.

La duda está ahora en cómo Twitter utilizará los números de teléfono de los usuarios. Aunque todo parece indicar que no debemos preocuparnos ya que esta petición solo se realizará ante cuentas abusivas que puedan llevar a pensar que se trata de trolls, lo cierto es que las explicaciones esgrimidas por la compañía no convencen a muchos.

Y es que hasta el momento la compañía penalizaba las malas acciones en la plataforma con un aviso y una expulsión temporal a los usuarios que resultaban molestos en ella. Si estos volvían a repetir este comportamiento, pasado un tiempo, se volvía a expulsarlos, solo que en la segunda ocasión la medida era de carácter definitivo. Para dar solución a esta decisión, los trolls podían volver a registrarse en la plataforma, pues únicamente se les requería una dirección de correo electrónico.

Con la nueva medida que en breve se pondrá en marcha, Twitter se asegurará que los usuarios amonestados no vuelven a hacer ruido insidioso en la plataforma. Y es que es mucho más fácil cambiar de correo electrónico que hacerlo de teléfono móvil. O al menos, es lo que se deduce hasta que los usuarios que abusan de las redes sociales diseñen otros métodos de entrada en los que no se tengan que burlar el sistema de identificación de esta red social.

Refuerzo de la seguridad

La medida, como decíamos, forma parte de una política de seguridad que viene llevándose a cabo desde hace algunos meses. Así, durante el último año la compañía ha permitido a los usuarios reportar los abusos a través de un sistema mucho más fácil y simplificado. De hecho, Twitter actualmente da la oportunidad a terceros de denunciar situaciones de abuso de las que estos hayan sido testigos, no necesariamente víctimas.

Esta simplificación del proceso de denuncia es resultado del aumento de los casos de abuso que la red social experimenta. Aunque mucha gente utiliza la red para expresarse correctamente, existen múltiples casos en los que a partir de un simple comentario se utiliza la red como medio de insulto. De ahí la puesta en marcha de barreras que impidan a los trolls poder campar a sus anchas en esta red de microblogging en la que la mayor parte de los usuarios hacen un uso correcto de ella.

Así, en el mes de diciembre se hizo público el nuevo sistema de denuncia, que además de ser extensible a otros usuarios no directamente vinculados con el acoso, suponía una mejora sustancial a la hora de llevarlo a cabo. ¿Por qué? Simplemente por la elaboración del mismo, en pocos pasos y fácilmente explicados para los usuarios comunes.

De igual modo, Twitter también comunicó en ese momento que no se conformaba con mejorar el sistema de denuncia y hacerlo más extensivo a los usuarios sino que se aplicaba el cuento y confirmó que iba a mejorar su sistema de respuesta. Así, dijo que tomaría menos tiempo que la plataforma pudiera actuar contra las denuncias a través de la verificación de las mismas.

Con respecto a esta iniciativa, de momento se conocen pocos datos más. Solo que su puesta en marcha se va a aplicar ante un gripo de usuarios reducido, para hacerlo extensible poco a poco a lo largo de los próximos meses.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo