PuroMarketing

El gran campo de batalla en internet es el mercado del vídeo. Todo el mundo quiere llevarse su parte y quiere hacer caja con él, aunque por el momento las cartas parecen estar bien repartidas. Google es quien domina el nicho con su YouTube, aunque otros jugadores intentan desde hace ya algún tiempo hacer mella en su coraza.

Uno de esos jugadores - y posiblemente el mejor posicionado para ello - es Facebook, quien ha estado intentando lograr mejorar sus posiciones en el mercado del vídeo desde hace ya algún tiempo. Los vídeos son la herramienta que Facebook está empleando para lograr conectar mejor con las audiencias y crear nuevas oportunidades publicitarias. En los últimos años, por tanto, ha intentado incentivar que se publiquen ese tipo de contenidos en la red social y, sobre todo, hacer que los creadores de contenidos de YouTube se pasen a Facebook. Facebook está a la caza del youtuber de éxito.

¿Qué es exactamente lo que va a hacer ahora Facebook? La red social planea apostar todo a Facebook Watch como herramienta para atraer a los creadores, o al menos eso es lo que fuentes cercanas a la compañía han señalado a CNBC. Watch se va a convertir por tanto en un rival directo de YouTube, ya que Facebook permitirá que más creadores (y creadores individuales, no únicamente productores con los que se han cerrado acuerdos para crear contenidos específicos, como hasta ahora) publiquen contenidos directamente en la plataforma.

Para Facebook, esto podría ser una suerte de blindaje contra uno de los problemas a los que se enfrentará en el futuro inmediato tras el cambio de las reglas del juego en su feed, el hecho de que el tiempo de permanencia de sus usuarios está llamado a caer.

Para los creadores, podría ser una fuente alternativa de ingresos, especialmente ahora que YouTube está poniéndoles cada vez más difíciles las cosas. Dado que los ingresos de los youtubers han caído en los últimos tiempos, estos están mucho más receptivos a potenciales alternativas, ya lleguen de Facebook o lo hagan de otros jugadores de la industria (Amazon, al fin y al cabo, también ha protagonizado rumores).

Cómo se rentabilizarán los vídeos

Porque Facebook usará los ingresos como herramienta para atraer a los creadores. Hasta ahora, Facebook compraba los derechos para emitir contenidos en Watch. Aunque estos vídeos sí tienen anuncios, Facebook ha pagado a sus creadores por la producción de los mismos (entre 10.000 y 500.000 dólares por episodio, según apuntan las filtraciones).

El modelo futuro iría en la línea de lo que ocurre en general en YouTube: Facebook permitirá que se suban contenidos, estos se podrán reproducir gratis y los creadores se llevarán dinero de los anuncios que se sirven con esos contenidos.

Facebook, de hecho, aspira a que este sea el modelo que domine en sus contenidos en vídeo en el futuro próximo. No quiere tener que pagar por contenidos, sino que espera que estos se paguen 'solos' con los anuncios. Las agencias parecen ya bastante entusiasmadas con la idea, aunque sin perder el miedo al dónde se acabarán sirviendo sus anuncios ya que Facebook tiene categorías demasiado amplias.

Esto también ayudaría a que Facebook se posicionase mejor en el terreno del vídeo longform, que hasta ahora no le funcionaba tan bien. Los vídeos que las páginas suben a la red social (ahora mismo, la principal fuente de vídeos en Facebook) son cortos y directos. Facebook quiere vídeos más largos porque ahí es donde hay oportunidades para meter publicidad.