PuroMarketing

La campaña se ha estrenado en EEUU y Reino Unido, pero llegará a más países antes de fin de año
Así es la campaña publicitaria global con la que Instagram quiere convencer a los jóvenes de que aún es cool

En la guerra por mantenerse en el mercado y seguir siendo relevantes, las redes sociales han ido usando a lo largo de los últimos años muchas armas. En cierto modo, se podría decir que todas las redes sociales de moda han pasado por un ciclo de vida parecido. Llegaban, triunfaban y se posicionaban como el elemento en el que hay que estar, hasta que aparecía un rival más nuevo con una oferta más 'cool' y desplazaba a la red social del momento como la estrella emergente del mercado.

Cuando la red social de turno se encontraba en esa peligrosa posición, viendo como otro competidor ocupaba su posición como la más 'molona', la situación se volvía especialmente complicada en términos de branding. La red social en declive debía convencer a los consumidores de que seguía siendo guay o buscar pastos más nuevos.

Facebook abrazó en su momento dejar de ser la estrella de la juventud y abrazó a la mediana edad, pero en el camino compró Instagram y se aseguró seguir estando en el epicentro de la modernidad. Pero ¿qué va a hacer Instagram cuando llegue su declive como la red social más moderna del momento?

Ciertas señales han ido avisando de que Instagram podría estar entrando en ese momento. En realidad, la tendencia ya lleva unos años, pero Instagram ha sabido darle esquinazo. Cuando Snapchat estaba creciendo en buzz como la red social favorita de los adolescentes, Instagram incorporó una funcionalidad que igualaba su oferta y que generó todo el boom de las stories en social media.

Ahora, Instagram se enfrenta a TikTok y las cosas no le están saliendo tan bien. TikTok está comiendo mercado, se está asentando como la red social de moda entre los más jóvenes y los intentos de las demás redes sociales por copiar sus reclamos no están logrando frenar su crecimiento.

¿Teme Instagram el impacto de TikTok en su imagen de marca y en su reputación como la más moderna del lugar? Casi se podría decir que sí sin rodeos. Además de lanzar su propia versión de los vídeos que triunfan en TikTok, Instagram ha lanzado su primera campaña publicitaria global para crear imagen de marca. Es un movimiento clásico que las compañías de toda la vida llevan décadas empleando.

Cabe preguntarse si, ante el problema en cuestión, funcionará.

La campaña global de Instagram

Como acaba de publicar AdWeek, Instagram lanzó el pasado viernes en Estados Unidos y en Reino Unido la campaña Yours to Make. Los dos países funcionan como pistoletazo de salida, porque la campaña es global. Las previsiones de Instagram son las de lanzarla en más países antes de que cierre el año.

Los protagonistas del anuncio son usuarios reales de la plataforma (incluyendo a perfiles con cierto tirón entre los usuarios de Instagram) y se centra en vender la idea de que la plataforma es una pasarela clave para explorar la propia identidad.

La campaña no vende, por tanto, la popularidad o la conexión con los amigos, ni siquiera la diversión. Se centra en lo propio, en vender la idea de que es en Instagram dónde te descubres (teniendo en cuenta el último escándalo sobre Instagram, es una apuesta un tanto arriesgada en términos de potencial recepción de la campaña).

"Yours to Make muestra cómo puedes explorar quién eres con Instagram", explican en el blog corporativo de la compañía. "Para la gente joven, la identidad no está definida, es algo que están explorando constantemente", añaden, sumando la importancia de estar conectados "profundamente" con la gente que importa y descubrir intereses, algo que - obviamente en su reflexión - se puede hacer en Instagram.

La gran cuestión es si esta campaña será suficiente y hasta si es el tipo de movimiento que realmente funciona para llegar a los consumidores que Instagram está perdiendo frente al empuje de TikTok, los más jóvenes. Un estudio reciente señala que tanto Facebook como Instagram tienen problemas de descontento ante la experiencia de uso de las plataformas. Eso no lo curan los anuncios.