PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los usuarios demandan contenido personalizado, adaptado a sus intereses y preferencias, listo para consumir cuando y donde así lo requieran.

Una tendencia que se evidencia sobremanera en el caso del contenido audiovisual, máxime en el caso del entretenimiento.

Según refleja el último estudio de Edelman, los consumidores han tomado el control de todo lo referente al consumido de contenido audiovisual, hasta el punto de que quieren controlar qué ver, cuándo, cómo y dónde desean verlo.

Otra razón muy habitual entre estos usuarios es la de querer estar al día cuanto antes, de la actividad de su serie preferida (57%), con el fin de evitar que sus amigos, más aventajados, le adelanten los acontecimientos en cualquier encuentro social.

Esta nueva realidad afecta seriamente al sector de la televisión. Tanto a la propia industria como a los anunciantes, que pretenden impactar al público objetivo de este medio, que tradicionalmente ha ostentado el título de rey del contenido audiovisual. En lo sucesivo, para llegar a su audiencia tendrán que recurrir a otras estrategias.

Pero este escenario no plantea únicamente inconvenientes, sino que se trata de un paso lógico en la madurez del sector, un paso adelante en la experiencia de los usuarios, y consecuencia de la adaptación de las nuevas tecnologías en nuestro día a día.

Asimismo, este nuevo hábito en el consumo de contenido de ocio y entretenimiento actúa como elemento integrador que fomenta la comunicación entre los usuarios. Los datos de Edelman indican que los usuarios se sienten más conectados que nunca. Un sentimiento en el que coincide el 72% de los usuarios de Estados Unidos, el 70% de los de Reino Unido y un 87% en China.

Para ellos, YouTube constituye una fuente de contenido de entretenimiento de primer nivel. Así lo considera el 77% de los espectadores en Estados Unidos, 76% en Reino Unido y 86% en el país del sol naciente.

La generalización del contenido audiovisual, y su difusión a través de una plataforma internacional, como es internet, facilita la diversificación intercultural, y fomenta su viralización. Aproximadamente la mitad de los usuarios de Estados Unidos o Reino Unido admite que ha consumido contenido audiovisual de entretenimiento en un idioma que no es el suyo.

No olvidemos el gran impulso en materia de viralización que supone internet. El poder de las recomendaciones también se aplica al contenido audiovisual de entretenimiento. De este modo, el informe indica que más de la mitad de estos usuarios (53%) ha recomendado este contenido a sus amigos; mientras que el 33% ha utilizado para ello las redes sociales. El 68% de los encuestados afirma que tienen muy en cuenta este tipo de recomendaciones positivas a la hora de tomar cualquier decisión en relación a dicho contenido, o el producto o servicio sobre el que versa.

Una actividad que se traduce en conversiones. Para el 37%, esta experiencia satisfactoria con el contenido le lleva a mostrarse dispuesto a comprar aquellos productos o servicio relacionados con este contenido. De otra parte, el 34% sí que mostró su grado de insatisfacción, a raíz del contenido, lo que provocó que el 27% no vuelva a demandar ningún tipo de creación de esa misma fuente.

Otro aspecto relevante para los creadores de contenido audiovisual es que internet y los medios de difusión de estas creaciones no tienen por qué ser gratis. Los resultados de la encuesta indican que los usuarios invierten en entretenimiento, y están dispuestos a pagar por consumir este tipo de creaciones, siempre y cuando las condiciones del servicio, y la calidad del contenido así lo merezcan.

Según el informe, el 94% de los encuestados pagaría por aquel contenido que fuera de calidad y realmente cumpliera sus expectativas. Un porcentaje que ha aumentado un 6% desde el año anterior. Para el 89% resulta indispensable que dichas creaciones gocen de la suficiente calidad en cuanto a imagen y sonido (89%), mientras que el 79% valora especialmente la disponibilidad inmediata de dicho contenido, la facilidad para comprarlo (75%), o el número de dispositivos a través de los cuales puede acceder al mismo. La experiencia multipantlla cuenta cada vez con más peso a la hora de decidirse a elegir un proveedor de contenido audiovisual.

Así pues, la demanda de contenido audiovisual es un negocio cada vez más boyante. En el cual intervienen la capacidad para personalizar el producto, la calidad de los contenidos, y la adaptabilidad a las necesidades del cliente, tanto a la hora de acceder al mismo, como de proporcionar una experiencia personalizada y multidispositivo.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo