PuroMarketing

Los últimos meses solo han acelerado los patrones de cambio y la dependencia del móvil 
Así se ha convertido el smartphone en una pieza esencial en la estrategia digital de las marcas: ya supone la mayoría del tráfico web

Si algo ha ocurrido en el último año, ha sido la aceleración de la dependencia de las empresas de sus servicios online. Con los consumidores encerrados en sus casas, la red se ha convertido en una vía para llegar a ellos y para seguir ofreciéndoles productos y servicios. Así, durante los últimos meses, se han disparado desde el ecommerce hasta las conexiones online entre consumidores y empresas.

Sin embargo, las empresas no deben solo preocuparse por el crecimiento del peso de todo lo online en su estrategia. También deben identificar dónde están esos consumidores y cómo están conectando con sus productos y servicios. En los últimos años, el peso de los smartphones se ha disparado. Los últimos meses no han sido una excepción a la norma.

Los últimos datos sobre patrones de tráfico y webs corporativas dejan claro que se ha producido un cambio y que el futuro irá todavía más en esa dirección. En el último año, el tráfico web móvil siguió creciendo a un ritmo de dobles dígitos y las webs corporativas han pasado a depender mucho más, salvo excepciones, de cómo sus sites operan en escenarios móviles.

En general, dos tercios de todo el tráfico web que registran las marcas es ya desde dispositivos móviles. Como apuntan en las conclusiones de un estudio de Contentsquare, el 64% del tráfico a las webs corporativas durante 2020 fue ya desde un smartphone, lo que supone una subida del 16% frente a los datos de 2019. Los consumidores están empleando cada vez más sus móviles y los están integrando más y más en su día a día. En ese proceso de crecimiento del uso de los smartphones, también cambia el contexto en el que operan las webs corporativas.

Así, se puede concluir que los consumidores prefieren navegar desde su móvil y buscar ya información en esos terminales. Algunos sectores logran incluso datos por encima de la media. Curiosamente, el universo que más visitas móviles tiene es el del lujo. El 76% de las sesiones en visitas a webs de la categoría que el estudio define como compras de lujo se originan en un smartphone.

Siguen a este sector los de la moda y la belleza. El 72% de las visitas a sites corporativos de belleza y el 70% a los de moda son desde dispositivos móviles.

Por el contrario, algunos sectores considerados más serios o que están más vinculados a la navegación por trabajo siguen viendo un dominio de las pantallas de ordenador. Es lo que ocurre con los servicios financieros y las industrias B2B, para las que los consumidores prefieren usar pantallas más grandes o acceden desde el ordenador del trabajo y no desde sus móviles.

El papel de las apps

La crisis del coronavirus ha tenido un impacto también en la navegación en páginas corporativas. Otros estudios - y que no se centraban en webs de empresa - ya concluyeron a lo largo del año que los consumidores habían descargado más apps y pasado más tiempo en ellas. Para las empresas, el boom de las apps en medio de los patrones de navegación pandémicos también ha cambiado la relación entre consumidores y sus contenidos.

Así, el uso de apps móviles creció durante 2020, señalan en las conclusiones de Contentsquare. En el peso en pantallas de visionado de contenidos corporativos, las apps móviles crecieron en un 202%. También lo hizo el tiempo que se pasa en ellas. En marzo de 2020, el tiempo en apps de empresas subió en un 91%.