Opinión
Internet
Google Noticias se va y nosotros meditamos si marcharnos con el marketing a otra parte
Nuestros trabajos, nuestros retos, nuestros proyectos y sobre todo nuestro futuro pueden verse perjudicados por las decisiones tomadas para beneficiar a unos pocos.
Publicado por Andrés Toledo

Se cumple finalmente la decisión tomada por Google para cerrar en España su popular servicio de noticias "Google News". Tal y como avanzábamos tan solo hace unos días, el gigante de internet se ha manifestado y mostrado inflexible ante las condiciones e intenciones de los grandes medios generalistas, tras la fórmula que a modo de ley de Propiedad Intelectual, se aprobaba en el Congreso de los Diputados para proteger los intereses de un grupo lobbista y a la vez egoísta, al que poco parece importarle el avance y la proliferación de internet y la tecnología, adoptando una postura más bien propia de saqueadores y recaudadores del medievo.

Claro está, nadie imaginaba ni por un momento que Google fuera a tomar la decisión de abandonar la partida dejando las cartas vueltas sobre la mesa y el órdago en la boca de quienes pretendían ganar la partida a base de timos y trampas. Pero Google, siempre fiel a su filosofía, no ha tenidoreparo en retirarse a tiempo sabiendo que sus oponentes lo que preparaban era un plan perfecto para asaltar la banca sin complejos.

Curiosamente, tras este cierre, algunos periódicos como El País, miembros activos y relevantes dentro de AEDE, la Asociación de Editores de Diarios Españoles que abanderaron e impulsaron esta cruzada, han salido a la palestra para culpar a los burócratas del cierre de Google News en España. Ahora con caras tristes reciben esta fatídica decisión como una "mala noticia para todos", mientras que en la propia AEDE, comienza a cundir el pánico ante las posibles consecuencias no solo de este cierre, sino también de las reacciones y el rechazo de la propia comunidad de usuarios de internet que parece tener bastante claro, que ahora, todos estos medios conforman el bando de los enemigos.

Al final resulta que quienes pretendían superar sus propias adversidades recurriendo a las artimañas mafiosas y habituales de muchos exponentes de nuestra casta política, se presentan con todo su "morro" y sin vergüenza, para entonar aquello de "donde dije digo, digo Diego", y además exigiendo al Gobierno una solución para no tener que sufrir ahora las consecuencias. Al menos las hemerotecas sirven para desenmascarar a este élite de medios liderada por "inútiles", que tras la aprobación de dicha ley se mostraban especialmente "satisfechos" y que han terminado convirtiendo de la mano del Gobierno a nuestro País, en el hazmerreír del mundo entero.

Aun podemos recordar las perlas de Luis Enríquez, anterior presidente de la AEDE, cuando declaraba al respecto de la nueva ley, que se trataba de "un paso importantísimo del Gobierno en la buena dirección". "Los editores no buscamos ayudas directas sino un marco jurídico que reconozca el valor de nuestros contenidos frente a los abusos cometidos, y nos permita desarrollar nuestra función con garantías" finalizaba Enríquez. Y dicho esto, a nadie extraña que tuviera que salir por patas para ser reemplazado en su puesto, con la excusa de aquello de regresar al modelo de rotación en el que los máximos cargos de las editoras ocuparían la presidencia.

El caso es que ahora, temerosos por las consecuencias que el cierre de Google News y otras reacciones pudiera acarrear a estos medios, parece que su objetivo es ahora el virar el rumbo para abanderar una nueva causa con la que presentarse ante el clamor popular como víctimas de la decisión tomada por Google.¿Nos toman por Tontos?Si bien es cierto que aquello de rectificar es de sabios, la "marcha atrás" podría suponer otro monumental ridículo de este organismo y sobre todo del propio Gobierno puesto una vez másen evidencia.

El resto de medios, los innombrables, los medianos y los pequeños, asistimos a este espectáculo como si a nadie importáramos. Nuestros trabajos, nuestros retos, nuestros proyectos y sobre todo nuestro futuro pueden verse comprometidos yperjudicados por las decisiones tomadas para beneficiar a unos pocos. Ya conocemos todos las importantes consecuencias que tendrá la desaparición de Google News en España. Y ahora... ¿a quién pedimos responsabilidades a los que tales decisiones suponen un claro perjuicio? ¿Va el gobierno a compensar las pérdidas de los medios que se han visto perjudicados por ello? ¿Acaso tenemos que coger las maletas y salir corriendo? ¿Qué será lo siguiente? Si es lo que pretenden, pues nos vamos con el marketing a otra parte... aunque lo mismo, ni les importa ni les interesa.

Publicado por Andrés Toledo

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!