España es uno de los países de Europa en los que más personas siguen cursos online

En los últimos años, la oferta de cursos y formación en marketing que se ofrece online ha aumentado. Las universidades y los centros de formación a distancia que cuentan con cursos, postgrados, másteres y programas de especialización en marketing, publicidad y comunicación han creado una oferta completa formativa, que responde a las demandas de los profesionales.

Y estos los están empleando cada vez más para mejorar su CV, adquirir conocimientos y especializarse en áreas emergentes. Las razones por las que están empleando estas herramientas de formación son múltiples. Por un lado, la formación online resulta cómoda y flexible. Los estudiantes no dependen de los horarios de clase y de unas horas fijadas previamente, lo que permite ajustar el calendario laboral y simultanearlo con otras obligaciones, como puede ser el trabajo.

Por otro lado, el mercado se ha vuelto cada vez más complejo y competitivo, obligando a los profesionales a estar adquiriendo conocimientos en todo momento para que sus perfiles no se queden obsoletos. La tecnología ha hecho que todo sea mucho más dinámico y que se necesite ajustar más rápido cómo se responde a las cosas. Para ello, los marketeros necesitan contar con los conocimientos suficientes y deben estar siempre en una constante actualización.

Y, finalmente, la formación online se ha convertido en una pieza cada vez más integrada en el día a día. Cada vez resulta menos raro estudiar en la red.

Crecimiento de la formación online

Los últimos datos sobre formación online que ha publicado Eurostat apuntan que los europeos están empleando cada vez más el elearning para adquirir nuevos conocimientos. Los datos son generales a todas las edades y a cierre de 2019, el último año del que, por razones obvias, se pueden tener estadísticas.

En ese período, el 8% de los europeos de entre 16 y 74 años reconocían que habían hecho un curso online en los tres meses previos a la encuesta, como apuntan las conclusiones del estudio. Los datos son más que en el año precedente (7%) pero el doble que en 2010 (4%). En general, los europeos están usando las herramientas online para mejorar sus habilidades profesionales o para aprender cosas nuevas por mero interés en ellas.

Algunos países se posicionan además por encima de la media europea y, en ese listado, España ocupa una posición destacada. Los países nórdicos son los que encabezan el ranking con un mayor porcentaje de ciudadanos usando la formación online. Finlandia es el país líder, con un 21% de ciudadanos habiendo asistido a un curso online, y Suecia el segundo, con un 18%.

España se posiciona muy cerca de esos datos y en el podio de los países europeos que más apuestan por el elearning. Es el tercer país de la Unión Europea en el que más gente accede a cursos de formación online. Un 15% de la población había realizado al menos un curso cuando se realizó la encuesta.

El efecto llamada del coronavirus

Es muy probable que los datos de cierre de 2020 vayan a ser mucho más elevados. En las conclusiones de Eurostat nada se apunta, pero observar lo que está ocurriendo estas semanas invita a imaginarlo. La demanda de cursos de formación se ha multiplicado durante la cuarentena y muchos usuarios han aprovechado estos días para adquirir nuevos conocimientos o actualizar sus habilidades y capacidades, especialmente teniendo en cuenta que cuando entremos en la nueva normalidad los profesionales tendrán que tener nuevas habilidades ajustadas a las nuevas necesidades.

El uso de herramientas de formación a distancia y de elearning ha vivido un crecimiento en la educación escolar, ya que los niños estaban en sus casas y el colegio tenía que continuar, pero también en la formación para adultos. Como apuntan en The Wall Street Journal, durante el confinamiento se ha producido un boom de los cursos online para adultos, que ha confirmado una tendencia previa.

Los cursos online ya estaban creciendo antes de la crisis y el confinamiento para luchar contra la pandemia lo ha acelerado. Los datos de ingresos de una profesora online con la que ha hablado el medio económico han subido en estas semanas en un 12%. El crecimiento será superior en los meses que se avecinan, prevén desde la industria, porque cuando se acaben los períodos de prueba gratuitos, muchos usuarios se convertirán en clientes de pago. Coursera, por ejemplo, ha detectado un crecimiento en sus clases de un 600% interanual en el período que va de marzo a mayo, con una décima parte de esos usuarios siendo ya de pago.

El confinamiento ha llevado a que muchos usuarios le pierdan el miedo a la formación a distancia y también a que muchos de ellos hayan visto el momento de ponerse a trabajar en mejorar lo que llevaban tiempo dejando.

Patrocina
UPF Barcelona School of Management (UPF), una universitat pública, internacional i intensiva en recerca.