PuroMarketing

Cada año la misma historia, que si los libros, el uniforme, los lápices de colores y el resto de accesorios. El comercio online supone un gran alivio para los padres durante la etapa previa a la vuelta al cole. Atrás quedaron los atascos para ir al centro comercial, la tediosa espera en la cola, o la aventura de encontrar la mochila con el superhéroe de moda: internet es la solución a todos estos males.

El reciente informe Back to School Retail Readiness Survey, publicado por SOASTA muestra que este año solo el 35% de los padres piensa exponerse al estrés que conlleva ir de compras en estas fechas, con el fin de equipar a su hijo para el retorno a la actividad escolar. Por su parte, de los 2.009 adultos americanos que participaron en la encuesta, el 49% indicó que tenía previsto comprar online a través de su pc, mientras que un 33% elegiría para ello su smartphone o tablet.

Esta tendencia obliga a las marcas a garantizar la experiencia de usuario a través de sus páginas web, con mención especial a la adaptabilidad para los sitios móviles, e incluso la posibilidad de desarrollar apps. Todo dirigido a fomentar la conversión de las visitas, aumentando con ello el volumen de negocio. Así, el 75% de los padres con hijos en edad escolar considera como objetivo prioritario que las marcas cuenten con un sitio web responsivo. No en vano, el 80% de ellos ya cuenta con un dispositivo móvil.

¿Qué motiva a los padres a comprar online?

3 de cada 4 participantes en la encuesta considera que comprar online es menos estrenaste que desplazarse a la tienda física. Además, enumera una serie de ventajas, entre las que destaca que:

No necesita esperar (50%), un dato que las empresas han de tener muy en cuenta, con el fin de optimizar la velocidad de carga de su site, especialmente en el caso de las versiones móviles. 

No tiene que preocuparse si en la tienda no está el producto que busca (34%). Directamente puede seguir buscando en otra, desde la comodidad de su sofá. Otro beneficio que destaca el 21% de los encuestados.

No ha de molestarse en buscar aparcamiento (34%). Otro gran inconveniente que frena a muchos clientes a la hora de ir de tiendas; gracias al comercio online queda solucionado.

En vista de las circunstancias, la comodidad del e-commerce gana frente a la posibilidad de tener el producto entre las manos, y poder llevarlo a casa en el momento; algo que solo es posible en las tiendas físicas. ¿Están los retailers preparados para atender estos nuevos hábitos de compra?