PuroMarketing

No es la primera vez que se acusa a Amazon de copiar a las marcas populares con sus productos propios 
¿Está Amazon copiando a sus vendedores de más éxito para lanzar productos similares con sus marcas blancas?

La acusación no es exactamente nueva. Hace un año, una investigación de The Wall Street Journal concluía que Amazon estaba copiando con sus marcas propias a aquellas marcas que más triunfaba en su tienda online. Según las conclusiones del Journal, el gigante estaba usando los datos que generan terceros para establecer patrones de consumo y a partir de ahí determinar qué vender.

"Sabíamos que no deberíamos", confesaba un trabajador entonces al diario económico, pero lo estaban haciendo igual para lograr que esos productos se vendiesen. Las marcas blancas de Amazon han ido ganando en popularidad a lo largo de los últimos años y, como decía ese trabajador al diario, quienes las diseñan quieren que se vendan.

Por supuesto, Amazon ha salido ya al paso de estas acusaciones desde entonces y ha ido dejando claro que los departamentos de su compañía funcionan como comportamientos estancos. Los trabajadores que desarrollan marcas, explican, no tienen acceso a los datos que se generan en la tienda online.

Estas defensas no han servido para hacer que el tema se apague. La Comisión Europea concluía en el invierno de 2020 que Amazon estaba abusando de su posición de dominio. Según la Comisión, Amazon habría distorsionado la competencia y se estaría beneficiando como vendedor pero también como productor de marcas del contexto que había creado. Su rol dual le saldría a cuenta. Las conclusiones eran preliminares, lo que hace que no haya nada todavía en firme.

Pero estas acusaciones no están aisladas: una investigación de Reuters acaba de concluir ahora que Amazon está copiando a sus vendedores de más éxito para lanzar productos similares con sus marcas blancas.

La investigación de Reuters parte de una filtración de documentos internos procedentes de Amazon India (una de las personas con las que hablan pone en situación este origen: por mucho que sean datos de India, seguramente interesen a otras partes, como a esa Comisión Europea en plena investigación).

Lo que aporta la investigación de Reuters

La información interna le permite concluir a la agencia de noticias que Amazon está empleando datos internos. Por un lado, la información que generan las ventas de los demás productos les permite lanzar marcas blancas y ajustarlas cuando no tienen tanto éxito (por ejemplo, una marca de camisas vio que estaba sufriendo muchas devoluciones, así que compararon qué ocurría con los datos de ventas de la líder de ese nicho de mercado).

Por otro lado, Amazon India habría manipulado los resultados de búsqueda para hacer que sus productos aparezcan mejor posicionados. Así, los consumidores acaban comprando a sus propias marcas y estas se convierten en grandes éxitos. Solimo, una marca que nació para el mercado indio, recuerdan en Reuters, ahora es una de las marcas globales de Amazon, que se vende en muchos más países.

Según Reuters, este proceso formaba parte de una estrategia formal y clandestina de la compañía, a la que no eran ajenos los altos directivos de la filial. Dos de los principales responsables de estrategia de Amazon India (y uno de ellos es ahora el responsable de la división de consumo internacional), habrían estado al corriente de lo que pasaba.

El objetivo de Amazon en India en 2016 era el de llegar en dos años a unas ventas del 20 al 40% en todas las categorías de producto dirigidas a productos de marcas propias.

Amazon ha señalado a la agencia que, dado que no saben qué origen tienen esos documentos, no pueden confirmar que sean reales. Lo que sí han hecho es desestimar sus afirmaciones: "Creemos que esas afirmaciones son incorrectas en los datos e sin sustancia".