Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
267 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • PuroMarketing

    Todo evoluciona en internet. Las cosas cambian, lo que los internautas hacen también y el modo en el que hay que ofrecer servicios se va modificando al mismo ritmo. Al tiempo que la tecnología va avanzando y se van descubriendo nuevas cosas y nuevos elementos, el modo en el que se pueden ofrecer esos servicios y hasta los servicios que se pueden ofrecer cambian también. De pronto, las cosas que son posibles son diferentes y más completas que las que lo eran tiempo atrás.

    Y esto ocurre en todos los escenarios. Lo ha hecho en el ecommerce, donde se han ido modificando los hábitos de los consumidores a medida que cambiaba el modo en el que se podrían ofrecer cosas; en las redes sociales, donde se han ido incorporando servicios; o en el de los medios, que han empezado a jugar con nuevas reglas en los últimos tiempos. Y, por supuesto, también lo hará en el terreno de las búsquedas, donde el modo en el que buscamos y el cómo se sirven esos resultados se modificará igualmente.

    En parte, las cosas ya han cambiado mucho desde que apareció internet y empezamos a buscar información en la red. Los cambios son mucho más profundos que el modificar la herramienta que se usa para hacer estas búsquedas. De hecho, una de las últimas revoluciones ha sido el incorporar al móvil como el escenario principal de los procesos de búsqueda. Cada vez usamos más este dispositivo para hacer nuestras búsquedas y cada vez su peso es mayor (algunas de las últimas estimaciones ya apuntaban que el 50% de las búsquedas se hace desde el móvil), pero ese no es el único cambio. Lo que ha cambiado ha sido la esencia de la propia búsqueda.

    A medida que ha avanzado la tecnología y a medida que se ha ido incorporando más y más las búsquedas online a nuestro día a día, han cambiado también los modos que usamos para encontrar las cosas. En un primer momento, las búsquedas partían únicamente de un proceso de indexación y de por tanto los resultados asociados a keywords. Si uno buscaba 'casas', iba a recibir todo aquello en lo que casa aparecía como palabra destacada. Luego se dio el paso a la búsqueda semántica, añadiendo a la indexación el procesado del lenguaje natural. Lo que nos daban los resultados no era tanto la palabra en sí, como el sentido asociado a ella. Si uno hablaba de hogares en su contenido, también podría aparecer. Y de ahí se pasó, sumando el machine learning, a las búsquedas contextuales.

    ¿Cuál será el siguiente paso? Como apuntan en un post en el blog de Forrester, las búsquedas pasarán por lo cognitivo. a todos esos elementos se suma la interacción humana natural. La herramienta es ya "la nueva generación de búsquedas de empresa" y lo que usan las herramientas business para mejorar la eficiencia. Al fin y al cabo, el 54% de los trabajadores ve interrumpida su jornada con procesos de búsqueda de información y de respuestas a dudas.

    Cómo funcionan

    La búsqueda cognitiva saca el mayor partido a la inteligencia artificial. De este modo, consume, comprende y organiza la información para que, cuando quien busca la necesite, la encuentre sin problemas. El buscador aprende, lo que le permite ofrecer mejores resultados.

    Y esto ocurre por tres realidades básicas. De entrada está el hecho de que usa la inteligencia artificial, lo que les permite comprender el lenguaje natural y sobre todo no solo acumular datos sino también adelantarse a las propias peticiones de búsqueda. Pueden adelantarse a lo que el usuario va a necesitar y ajustar los resultados para que sean más relevantes y más ajustados.

    Por otro lado, este tipo de búsquedas cubren más y más fuentes de información. Los buscadores pueden asumir datos de muchas más fuentes y sobre todo de muchos más tipos de fuentes. Ya no tienen que limitarse a lo de siempre o al texto escrito. Pueden ir más allá.

    Y, finalmente, las búsquedas cognitivas se convertirán en una fuente de nuevos servicios y de nuevas aplicaciones, a medida que se van abriendo a los desarrolladores para crear servicios.

    Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar