Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El mundo será diferente en 2020
Internet y la tecnología móvil cambiarán por completo el trabajo de los marketeros de aquí a 2020
271 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • PuroMarketing

    Es probable que, desde que entramos en el siglo XXI, 2020 haya sido como una suerte de frontera a conquistar y como una especie de momento hito en el que se esperaban haber puesto en marcha muchas cosas. Si se piensa en muchos proyectos, previsiones y compromisos de las administraciones presentados en los años precedentes, muchos de ellos llevaban lo de 2020 como etiqueta de cuándo se cerrará el ciclo. 2020 era el futuro y era el futuro en el que íbamos a tener, hacer y conseguir muchas cosas.

    Pero lo cierto es que 2020 ya no es realmente tan el futuro. Para llegar a esa fecha queda ya muy poco tiempo: 25 meses o prácticamente ya dos años. Así que 2020 no debe verse como el momento en el que se espera que pasen tantas cosas, sino como el futuro inmediato en el que las marcas deben trabajar y del que deberían saber ya qué es lo que traerá consigo.

    El mundo será diferente en 2020, pero las empresas necesitan saber la verdad de cuán diferente será. La división de investigación de Facebook ha analizado cuáles serán los cambios reales que impactarán en ese momento y que las marcas y empresas deberían tener en cuenta.

    Lo que entendemos por identidad va a cambiar

    Según los análisis de Facebook, los límites sociales actuales están colapsando por el empuje de la tecnología. Dado que las nuevas herramientas tecnológicas han hecho - y el que sigue a continuación es solo un ejemplo - que las comunicaciones sean más fluidas y que seamos de un modo mucho más real 'ciudadanos del mundo' (al fin y al cabo, en internet las fronteras son mucho más borrosas) han tenido un impacto en lo que los ciudadanos creen y con lo que se identifican. Esto no es solo una cuestión social o de etiquetas, sino que es algo que tiene un impacto mucho más amplio y que modifica lo que las empresas deben hacer y cómo deben hacerlo.

    Por un lado, las generalizaciones para llegar a los consumidores funcionarán cada vez menos y habrá que ser mucho más cuidadoso a la hora de establecer cómo se identifican las personas y qué es lo que quieren recibir, al tiempo que se impone una mayor personalización de los mensajes. Por otro lado, las marcas y las empresas tendrán un alcance que irá también mucho más allá de sus nichos. No hay más que pensar en el ecommerce transfronterizo y en cómo ha crecido en los últimos tiempos (y cómo lo seguirá haciendo).

    La tecnología hará que las comunicaciones serán cada vez más naturales

    Esto es, esperaremos poder comunicarnos a través de las herramientas tecnológicas de un modo cada vez más similar al cómo nos comunicamos cuando no las usamos. Se quiere que la tecnología recree cada vez más la experiencia de hablar de forma 'normal' con los demás. Por eso, el vídeo, la voz y la realidad virtual (que en inglés se llaman ya las 'tres v') son cada vez más importantes y están cada vez cambiando más las cosas. El vídeo logra además capturar mucho más la atención del consumidor que otros recursos.

    El móvil condensará todo el proceso de consumo

    El móvil ha ido en los últimos tiempos asumiendo cada vez más peso y más poder en los procesos de compra. Al fin y al cabo, está siempre presente y siempre lo llevamos en el bolsillo. Sin embargo, el móvil tendrá un peso mayor y empieza a ser ya como el escenario en el que se están condensando todos los procesos de consumo, donde lo empezamos a hacer todo. Pero no solo eso: también es donde lo hacemos mucho más rápido.

    En el móvil, dedicamos menos segundos a hacer las cosas, lo que implica que las decisiones de consumo se toman más rápido que en otros escenarios pero también que se espera mucho más de marcas y empresas. Su presencia móvil tiene que ser lo más rápida posible y lo más simple posible (nada de tener que solucionar problemas mientras se compra).

    El móvil es ya y será la puerta de entrada masiva a internet

    El móvil no solo está cambiando cómo consumimos, sino también quiénes lo hacen (lo que teniendo en cuenta el punto uno es todavía más importante). El móvil está haciendo que la red llegue a más y más personas, especialmente en los mercados emergentes, donde se accede de forma principal a internet desde estos dispositivos. En 2020 se espera que al menos una de las mitades del mundo esté conectada a la red y que, en los países emergentes, el móvil sea su única o su principal fuente de conexión.

    Los dispositivos serán cada vez más inteligentes y nuestra vida dependerá mucho más de eso

    O lo que es lo mismo: el internet de las cosas ha dejado de ser una de esas cosas que siempre aparecía en los estudios como 'el modo en el que cambiará el futuro' para ser ya un hecho. Las pautas de comportamiento de los consumidores hoy en día (comprando ya dispositivos con funcionalidades smart) lo deja bastante claro. A medida que estos dispositivos van entrando en los hogares, estos se van haciendo más inteligentes y los consumidores se van acostumbrando más a ellos e incorporándolos en otros espacios de su día a día.

    Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar