Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los consumidores empiezan a comprar pronto pero también más tarde
La Navidad requiere empezar a trabajar cuanto antes para blindar todos los puntos débiles que podrá tener la marca.
La Navidad más cerca: En qué tienen que empezar a trabajar empresas y marcas
498 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Utiliza los consejos de Selligent para sacar el máximo partido a tus campañas de marketing online
  • Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • PURO MARKETING

    Puede que la Navidad parezca algo muy lejano, al menos cuando se mira con ojos del calendario. Al fin y al cabo, quedan todo noviembre y diciembre y la mayoría de octubre por transcurrir antes de que sea realmente 'lícito' comer turrón y repartir regalos. De hecho, las tiendas están llenas de calabazas y arañas y similares para la festividad de Halloween, esa fiesta que las marcas han importado en España, lo que hace que la Navidad aún parezca más y más lejana. Pero si bien el consumidor puede permitirse el lujo de pensar que aún falta mucho para Navidad, las marcas no pueden hacerlo. La campaña de Navidad es algo en lo que las marcas tienen que empezar ya a trabajar y por trabajar no debe entenderse el simplemente poner turrón a la venta en el supermercado de la esquina cuando se quitan las cosas de la vuelta al cole.

    La campaña de Navidad es un momento crucial para las marcas, un período clave en el que se venden una parte muy importante de los productos que marcarán los resultados del año para las compañías. Lo es especialmente para ciertas industrias, como pueden ser los juguetes o la electrónica (para la que la Navidad es un momento crucial para vender los últimos modelos de ciertos dispositivos y para la que es un momento de oro para distribuir smartphones o tablets), pero en general es uno de los períodos de más ventas.

    Preparar la campaña de Navidad no implica colocar una decoración especial cuando llega el momento ni tampoco hacer previsión de tener el suficiente papel de regalo para atender a la demanda allá por el mes de noviembre. La Navidad requiere empezar a trabajar cuanto antes para blindar todos los puntos débiles que podrá tener la marca. Por ejemplo, no son pocas las compañías que empiezan ya ahora sus procesos de contratación para asegurarse de que tendrán el personal que necesitan durante Navidad, un período en el que es mucho más complicado tener esa disponibilidad de trabajadores y en el que son mucho más necesarios que nunca.

    Pero prepararse no solo implica contratar personal. Hay que empezar a diseñar la campaña de marketing y hacer previsiones para que funcione, hay que cimentar las bases y hay que estar preparado para lo que se necesitará. Todo ello no se puede hacer en el último momento, sino que hay que empezar a ver qué ocurre ya mismo. De hecho, no son pocos los que empiezan a trabajar en la campaña de Navidad a finales de verano.

    Una de las cuestiones en las que las marcas tienen que trabajar es en la de detectar las tendencias de marketing y compras que marcarán la campaña de Navidad y en las que las marcas tienen que empezar a trabajar ya mismo, las que tienen que asegurar antes de que sea demasiado tarde. ¿Cuáles son estas tendencias? Como apuntan en un análisis partiendo de las observaciones de Michael Klein, director de estrategia de industria para retail en Adobe, todo se puede resumir en controlar la demanda y en ofrecer los mejores mensajes.

    Los consumidores empiezan a comprar pronto pero también más tarde

    Klein, que se basa en cifras y previsiones del mercado estadounidense, señala que cada vez más consumidores emplean el puente de Acción de Gracias y el consiguiente Black Friday para hacer sus compras de Navidad y para hacerse ya con los regalos y productos de consumo. Estas compras se realizan, además, cada vez más desde el móvil y cada vez menos desde el escritorio. Aunque los datos son del mercado estadounidense, son una señal de cuidado para el resto de los mercados. Ahora que las marcas han conseguido que el Black Friday salga de EEUU y se convierta en una especie de celebración global, las compañías tienen que tener mucho cuidado con no descuidar esta tendencia de ventas.

    Aunque muchos consumidores compran muy pronto, no lo hacen todos. De hecho, otra de las grandes tendencias asociadas a las compras de Navidad es que cada vez hay más consumidores que esperan hasta el último momento para comprar online y esto es algo que las empresas, aunque pueda parecer mentira, tienen que empezar a trabajar ya mismo. Las compañías tienen que empezar a afinar sus estrategias de logística si quieren conectar con estos consumidores que dejarán todo para última hora, ya que el ser capaz de hacer envíos rápidos (el haber planificado esa realidad) será clave para triunfar.

    Hay que empezar a guardar datos y más datos para conectar con el consumidor que quiere contenido personalizado

    La gran tendencia del año en compras para la campaña de Navidad será la personalización. Los consumidores quieren que la experiencia de compra sea personal y personalizada y poco les importa que estén en la tienda o en internet. La marca tiene que estar a la altura. Para ello, las marcas tienen que contar con el caudal de información necesario para lograr conectar con el consumidor y para ofrecer esa realidad personalizada. Lograr todos esos datos no es algo que se pueda hacer en un día.

    Es la última llamada para sumarse al móvil

    Los consumidores comprarán cada vez más y más desde dispositivos móviles y, si no compran, lo emplearán cada vez más y más para acceder a la información y para apoyar su experiencia de compra (¡bienvenidos al universo de la compra omnicanal!). En este escenario, a las marcas no les queda más remedio que trabajar para lograr posicionarse en este terreno. Tienen que mejorar su presencia móvil y tienen que crear una buena estrategia móvil. Y eso no se puede hacer en un día. Tienen que ponerse a ello ya mismo, si no quieren que el toro les pille por los cuernos.

    El consumidor espera que el móvil sea una herramienta de consumo durante la campaña, con promociones móviles o con ofertas de últimas de hora vía smartphone.

    No es solo algo en lo que tengan que trabajar los 'sospechosos habituales'

    En la lista de cosas que las marcas están mostrando interés para la campaña de Navidad están, por supuesto, la realidad virtual y la inteligencia artificial. El experto ve mucho potencial en la realidad virtual como elemento que ayudará a conectar con los consumidores y cree que la inteligencia artificial ayudará a reducir la carga de trabajo para los equipos de las compañías, pero aun así se podría decir que eso parece quedar aún un tanto lejos o fuera del alcance de aún un elevado número de compañías.

    Sin embargo, cuando se analizan las cosas no habituales en estas listas hay que tener en cuenta otro elemento, no que no tiene nada que ver con la tecnología y sí mucho con los hábitos de consumo. En las compras online, cada vez se están comprando más elementos que no eran los recurrentes, como alimentación. No es todavía una mayoría arrolladora, pero sí un número interesante de consumidores que valoran la comodidad de comprar online.

    Aprenderás a integrar el medio on-line estratégicamente en tu plan de marketing con una visión 360º
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar