Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
336 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Prepárate para decidir cuáles son las mejores estrategias en situaciones de mercado complejas
  • PuroMarketing

    Los influencers están teniendo su momento de gloria: las marcas y las empresas se han dado cuenta del potencial que estos tienen para llegar a las audiencias en redes sociales y, sobre todo, que los consumidores reciben de mejor grado los mensajes que estos comparten de lo que lo hacen con otros formatos publicitarios. Por ello, en los últimos tiempos, las firmas han empezado a introducir a los influencers en sus campañas y a, como suele ocurrir, obsesionarse con ellos.

    Pero a esta fiebre de los influencers le ha salido un derivado o un competidor desde dentro, como es el creciente interés que las marcas y las empresas tienen en los microinfluencers. Los microinfluencers son también influencers pero de un modo mucho menos masivo que los otros. Sus audiencias son mucho más limitadas y suelen ser personajes que funcionan como expertos en categorías concretas.

    Como apuntan en un análisis en AdAge, son además los que se van a convertir en el personaje de moda de 2017. Todos los expertos parecen estar defendiendo su potencial y recomendando su uso. Razones no les faltan y, como se puede ver siguiendo el análisis, hay ciertos puntos en los que ellos son especialmente fuertes.

    Autenticidad

    Como apuntan en el análisis, si el marketing con influencers funciona es porque los consumidores confían más en aquellos que son como ellos de lo que confían en las marcas. Los contenidos que estos comparten no solo tienen más éxito a la hora de ser recompartidos en redes sociales, sino que además se ven como mucho más creíbles y mucho más verídicos. Y, en esta situación, los influencers de menor tamaño tienen un impacto mayor que los de mayor tamaño. Los microinfluencers despiertan mayor credibilidad que los grandes influencers: es decir, confiamos más en ese perfil de menor tamaño que en el que tiene millones de seguidores y es una estrella de las redes sociales, posiblemente porque los consumidores ya han aceptado como un hecho que en esas cuentas se compartirán contenidos patrocinados.

    Engagement

    Lo que las marcas y las empresas buscan ahora mismo en redes sociales es engagement. Se han dado cuenta (o al menos lo han hecho quienes sí están comprendiendo de qué va todo esto de las redes sociales y cómo se tiene realmente éxito) de que los grandes números solo son un contador y que el éxito de verdad no implica necesariamente grandes cifras. Triunfar en redes sociales no es tener un millón de seguidores, sino tener los seguidores que le interesan a la firma y, sobre todo, que estos respondan a los contenidos que la compañía lanza. La clave del éxito es el engagement y, por ello, esto es también lo que buscan en sus campañas con influencers.

    Las mediciones de los análisis apuntan que, a medida que se pasa de influencers a microinfluencers, el engagement sube. Esto ocurre porque los consumidores se sienten mucho más cercanos y mucho más conectados con los perfiles con audiencias mucho más bajas y porque la relación que se establece entre el microinfluencer y su audiencia es mucho más personal que la que se establece entre el influencer-estrella y la suya. El modo en el que reaccionan las audiencias ante los contenidos de marca también es diferente. Los seguidores de las estrellas suelen ser mucho más críticos y mucho más negativos ante ellos.

    Efectividad en costes

    Es una cuestión completa y absolutamente lógica: cuanto mayor sea la audiencia más pedirá el influencer por llegar a ellos. Conseguir que un influencer de mayor calado mencione a una marca o empresa o hable de un producto supone un desembolso mucho mayor que lo que supone que lo haga un influencer de mucho menor calado. En el fondo es lo mismo que ocurre en la publicidad de forma tradicional. No es lo mismo anunciarse en una pequeña tele local, por ejemplo, que hacerlo en la televisión líder de audiencia de todo el estado.

    Por ello, en este punto, las marcas y las empresas también tienen que pensar qué hacen y por qué lo hace. ¿Qué busca la empresa y qué quiere lograr? En no pocas ocasiones es posible que el microinfluencer permita llegar a lo que se busca con muchos menos costes.

    Distribución

    Muy derivado del punto anterior: al ser mucho más económicos que los influencers de mayor calado, lso microinfluencers permiten multiplicar la distribución e incluso, si se hacen bien las cosas y se escogen bien los influencers con los que se quiere conectar, llegar a aundiencias mayores. En lugar de tener a una persona haciendo una publicación sobre la marca, se tiene a 50 o a 500, lo que hace que se multipliquen los posibles impactos y que se creen más posibilidades para llegar a audiencias más amplias.

    La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar