Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los números demuestran que cada vez se compran más cosas del supermercado online
172 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • PuroMarketing

    La alimentación ha sido uno de esos escenarios que el ecommerce parecía no ser capaz de conquistar. Parecía que la propia naturaleza del mercado era en cierto grado incompatible con el comercio electrónico, ya que los consumidores preferían ver lo que estaban comprando y escoger de un modo personalizado esos productos. Al fin y al cabo, con la comida todos tenemos nuestras rarezas y preferencias. A eso se sumaba el hecho de que los supermercados de siempre no solían tener webs en condiciones (algunos siguen presentando webs ancladas en el pasado), que los recién llegados no podían ofrecer todo tipo de productos y que los gastos de envío eran, en general, muy altos.

    Pero las cosas han ido cambiando. Muchas cadenas de supermercados tradicionales han empezado a tener en cuenta las compras online y han empezado a vender usando esta herramienta. Además, gigantes del comercio electrónico como Amazon han empezado a entrar en el mercado y a intentar posicionarse en el segmento, vendiendo productos de este nicho de mercado y empezando a intentar crear su propia oferta específica. Amazon, por ejemplo, tiene una suerte de supermercado online, con Pantry.

    Sin embargo, lo más importante no es tanto esto como el hecho de que los consumidores han empezado a conectar de forma más habitual y recurrente con esta oferta. Cada vez están comprando más este tipo de productos online y cada vez están más abiertos en este terreno. Comprar comida online, quizás porque ya nos hemos acostumbrado a hacerlo con otros elementos de alimentación, como los servicios a domicilio de los restaurantes (que cada vez pedimos más online), se ha convertido en algo cada vez menos raro.

    Y quizás por ello el mercado de los alimentos online ha subido de forma brutal en los últimos tiempos y lo hará todavía más en el futuro. Según los datos del estudio Future of E-commerce in FMCG, que acaba de publicar Kantar Worldpanel, las ventas de alimentación a través del comercio electrónico crecieron de forma global en un 30% en los doce meses que acaban en marzo de 2017 (el último período analizado y cuyos resultados acaban de ser publicados).

    Esto hace que el peso del comercio electrónico sea ya del 4,6% en las ventas de productos de supermercados. No es todavía una cifra muy impresionante, pero es muy interesante si se tienen en cuenta otro par de datos. Así, las ventas de supermercados no están en su mejor momento. Crecen, pero lo hacen no con grandes fanfarrias. En el período analizado, lo hicieron solo en un 1,3%. Frente a ello, las compras online suben de forma abrumadora.

    El futuro de hecho pasará por internet se quiera lo que se quiera. La previsión de Kantar Worldpanel es que en 2025 la venta online de productos de supermercado mueva 170.000 millones de dólares y que sea el 10% de la cuota de mercado global.

    El reparto geográfico y España como punto caliente

    Seis países (China, EEUU, Corea del Sur, Reino Unido, Francia y Japón) son los que están liderando en términos de valor del mercado, ya que es donde más se vende online. Europa es el segundo mercado global, tras Asia, en lo que a ecommerce se refiere en términos de supermercado, aunque los resultados difieren según países. Reino Unido y Francia son los mercados con mayor cuota de mercado de lo online en las ventas de sus supermercados.

    En España, la cuota de mercado del ecommerce en la venta de estos productos es del 1,8%. No es de las mayores de Europa (los líderes tienen Reino Unido un 7,5 y Francia un 5,6) pero tampoco de las más bajas. Supera, de hecho, a Alemania (con un 1,7%) o a Portugal (0,9%) y es incluso - saliendo de Europa - mayor que la de EEUU (1,5%).

    Lo que es interesante es cómo España se ha convertido en un mercado interesante en términos de crecimiento. El país es el sexto en la lista de 'puntos calientes' en ventas online de alimentación, siendo el primer país no asiático en ese listado. En la comparativa interanual, el mercado creció por encima del 20% en términos de valor. El ecommerce de alimentación tiene ya en España una penetración del 25% y los consumidores hacen de media unas 4 compras al año. Eso sí, los grandes ganadores de todo esto son los supermercados de siempre. Los que tienen una presencia física tienen una penetración superior al 20% mientras que los nacidos solo para internet están por debajo del 10%.

    A eso se suma que las grandes ciudades son, a nivel global, los mercados en los que los supers online funcionan mejor. En ellas, los consumidores se sienten mucho más inclinados a comprar comida en la red. En Londres, por ejemplo, el ecommerce supera la cuota de mercado del 10% en compras de supermercado.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar