Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
681 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • PuroMarketing

    Frente al temor de que los clientes accedan a las tiendas físicas con la única intención de tener el producto entre sus manos, para finalmente recurrir a internet en busca de la mejor propuesta para comprarlo, los comerciantes pueden estar tranquilos: los clientes gastan más en las tiendas que online.

    Así lo recoge la última encuesta de Harris Poll, donde se evidencia la importancia del showrooming dentro del proceso de compra; aunque todavía no ha conseguido imponerse al webrooming. El 49% de los consumidores americanos afirma que ha accedido a internet en estas fechas para comparar regalos; lo cual implica un ligero aumento respecto al año anterior (46%). Asimismo, el 69% ha preferido recurrir a internet en busca de ideas e inspiración, para finalmente salir a la calle en dirección a la tienda, con intención de comprar.

    Todo sea dicho, los webroomers no solo superan en número a los showroomers, sino que el importe final de sus compras también es superior. Los datos del estudio indican que quienes compran en internet después de haber pasado por las tiendas tradicionales gastaron una media de 156,40$ por compra. Una cifra que ha descendido notablemente respecto a la registrada en 2012 (21,80$). Por su parte, la compra media de los consumidores que, tras buscar en internet finalmente formalizaron su compra en los establecimientos, superó este año los 200$ (200,70$).

    Definitivamente, ¿el webrooming ha superado al showrooming?

    La respuesta es, depende; especialmente, del tipo de producto a comprar. La encuesta refleja diferencias en cuanto al tipo de producto, a la hora de decidirse por pedirlo online, o comprarlo físicamente. Concretamente, a la hora de comprar libros, los clientes se decantan por internet.

    En el caso de los productos de electrónica, el 35% los adquiere en los comercios tradicionales, aunque un notable 29% ya prefiere dirigirse a internet. Asimismo, pese al elevado grado de aceptación de las tiendas de ropa y zapatos online, todavía los clientes frecuentan prioritariamente las tiendas.

    Ciertamente, las navidades han propulsado el showrooming, aunque no tanto como superar al webrooming. Las estimaciones de Tecmark indican que, este año, la mitad de los compradores practicará el showrooming, frente al 24% que pudimos apreciar hace 2 años. Como cabría esperar, los Millennials son los principales adeptos a comprar online después de pasar por la tienda.

    Como nexo de unión, no podemos olvidar un dato determinante en el proceso de compra. En ambos casos, tanto el webrooming como el showrooming, los dispositivos móviles actúan como principales protagonistas. Una tendencia que se consolida, con el añadido de que cada vez más consumidores acaban sus compras directamente desde estos terminales inteligentes.

    Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar