PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En los últimos años, los matemáticos y los expertos en cuestiones de estadísticas y números, en general, los genios del big data se han convertido en uno de los perfiles que las entidades bancarias han puesto entre sus principales objetivos y entre la lista de trabajadores que son prioritarios a la hora de establecer la contratación de nuevo talento.

Como explica en Flash Boys, Michael Lewis, ahora el secreto para triunfar en Wall Street está en ser capaz de entender cómo la tecnología ha cambiado el mundo y ver cómo aplicar estas herramientas de otro modo consigue solucionar los problemas que puede tener la entidad. De hecho, uno de los modos en los que consiguen mejores resultados a la hora de operar en el mercado financiero está en ser quienes se posicionan más cerca de los servidores de los mismos, ya que así sus órdenes llegan milisegundos antes y les permite ser quienes marcan la pauta.

Todos estos detalles pueden parecer un elemento de otro mundo y una muestra más de cómo la tecnologización de la sociedad está afectando a todas las áreas de negocio pero es, además, una muestra sobre cómo los polos de talento se han cambiado y sobre cómo lo que importa ya no es lo que importaba en el pasado. Los profesionales necesarios para conseguir triunfar en un negocio no son necesariamente los profesionales necesarios que se necesitaban en el pasado.

Y puede que los bancos se hayan convertido en el ejemplo más llamativo y en el que más ensayos está ocupando, pero lo cierto es que no es el único ejemplo. Otras industrias están teniendo que aprender a hacer lo propio y están teniendo que modificar sus estrategias y sus acciones. Una de ellas es la industria del marketing y de la publicidad. Y quien está resultando víctima de estas adaptaciones y de esta modernización de la industria está siendo, curiosamente, la industria bancaria.

Porque Madison Avenue, el epicentro de la industria publicitaria, está empezando a robar talento a Wall Street, el epicentro del mundo de las finanzas. Los ejemplos, como recogen en la CNN, son variados, desde la cúpula de PubMatic, de la que 2 de 9 ejecutivos viene de la industria bancaria, hasta los trabajadores de App Nexus, donde el 10% de los empleados empezaron en finanzas. Una de las startups de publicidad online fue fundada por un antiguo banquero de inversión, cuentan.

¿Por qué el mundo de la publicidad está robando sus ejecutivos al mundo de la banca?

La respuesta a esta pregunta está en lo que los trabajadores tendrán que hacer y en los nuevos objetivos que ahora hay que cumplir. El mundo publicitario quiere usar los datos para probar el ROI de los anuncios y como estos se convierten en ventas. También tienen que saber quién está viendo qué y desde dónde, qué están haciendo al mismo tiempo que consumen un contenido o un anuncio y cuántos anuncios realmente están viendo. Y, para lograrlo, necesitan magos de los datos y de la conversión de los mismos en información útil. Estos magos son los que en los últimos años ha ido fichando la industria financiera.

"Es un cambio brutal en cómo funciona el marketing y la publicidad", explica a la CNN Joe Zawadzki, el CEO de MediaMath, una de esas startups especializadas en este terreno. "El marketing no ha tenido muchos trabajos o mucho apetito por analistas o analistas cuantitativos. El mundo de las finanzas los ha tenido durante 30 o 40 años", añade.

Estos profesionales tienen formación en uso de algoritmos (uno de los ejemplos de carreras que saltan de finanzas a publicidad que nos muestran es, por ejemplo, el de una experta en lo que se conoce como algorithmic trading, o negociación de alta frecuencia, y que emplea algoritmos para realizar operaciones de compra venta de acciones) y otros tienen formación en matemática teórica.

Para los trabajadores, el cambio de escenario de operación supone dejar un entorno mucho más competitivo y con peor calidad de vida (con jornadas laborales maratonianas) por unas oficinas más 'friendly'. Y además el trabajo es más creativo sin que, recuerdan los trabajadores encuestados, tengan que enfrentarse a una gran diferencia en salarios.

Uno más de los trabajos tech

La posición es además una más de la cada vez más larga lista de trabajadores de aires tech o científicos que las empresas del mundo del marketing están incorporando a su lista de trabajadores. En los últimos tiempos, las ofertas laborales y las previsiones de trabajos que serán demandados y marcarán la tendencia en el mundo de la publicidad están cada vez más sesgadas hacia la rama científica.

Así, las empresas necesitarán en el futuro (y ya necesitan ahora) profesionales como pueden ser los data scientist, científicos de análisis de datos que saben convertir el big data en algo más que una masa informe de detalles e información sobre los consumidores. Estos no son los únicos trabajadores tech y científicos que la industria del marketing debe captar. En su lista de necesidades también están los matemáticos, los estadistas, los futuristas (profesionales capaces de ver más allá de las tendencias para entender qué es lo que marcará el futuro) y todos esos profesionales que han sido el material de pelea de las empresas tech, como los expertos en cloud o en big data.

ESERP Business & Law SchoolUDIMA, Universidad a Distancia de MadridIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo