PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Una de las guerras que está marcando el mundo de las nuevas tecnologías (y por ende el cómo tendrán que organizar su estrategia para llegar al mercado las empresas en los próximos tiempos) es la que está enfrentando a Google y a Facebook por el control del mercado del vídeo online. Google fue la pionera en ese terreno, siendo la responsable de conducir a YouTube al éxito. Google lo compró en 2006, poco más de un año después de su creación, y desde entonces ha conseguido que el site se convierta en uno de los principales destinos del tráfico en internet y uno de los elementos que está cambiando cómo se consumen contenidos en la red (y cómo se consumen contenidos audiovisuales, en realidad, en general).

Facebook no se ha incorporado a la batalla del vídeo hasta hace mucho menos tiempo, sin embargo ha ido dando pasos de gigante en su peso en el consumo de estos contenidos (que potencia en su feed de noticias) gracias al peso de su base de usuarios. Sus datos de tráfico y de consumo de vídeos están aún muy lejos de los de YouTube y, sin embargo, la red social se ha convertido ya en su gran alternativa y su gran competidora en lo que a captar a los consumidores de vídeo se refiere. Facebook ha empezado a captar, además, a las grandes marcas y a los grandes medios como productores de contenidos directamente para su site.

Y la red social podría dar ahora la puntilla definitiva ya que ha dado el paso para crear una red de vídeos que reporte los mismos beneficios que reporta publicar contenidos directamente en YouTube. Facebook ha empezado a ofrecerles a los creadores de vídeos el compartir los ingresos por publicidad asociada a esos vídeos y el reparto de beneficios será a partir del próximo otoño. Según publica Re/Code, cabeceras como Fox Sport, Funny or Die o la NBA han recibido ya la oferta para compartir ingresos publicitarios (y la petición de que compartan por tanto vídeos directamente en la red social).

Hasta ahora, como explican en el medio estadounidense, Facebook usaba como herramienta para seducir a los productores de contenidos su potencial en alcance de audiencias (mientras que YouTube ofrecía audiencias pero también dinero). Ahora le ofrecerán audiencia, dinero y algo que YouTube no tiene. Los vídeos de Facebook llegan directamente al consumidor mientras que en los de YouTube este tiene que hacer el esfuerzo de buscarlo. "Una gran parte de nuestros socios ha señalado que esta será la gran motivación para empezar a publicar más contenido en vídeo en Facebook", le explica al medio Dan Rose, el vicepresidente de acuerdos de Facebook.

Cómo pagará Facebook

¿Cómo pagará Facebook a los creadores? Facebook se quedará únicamente el 45% de los ingresos por publicidad, mientras que los creadores de los contenidos se llevarán el 55%. El único problema - o el único elemento que puede perjudicar a los creadores - es que los pagos se realizarán a partir del consumo de contenidos vía un nuevo feed especializado de vídeos que Facebook va a lanzar. El feed funcionará como una lista de reproducción. Cuando un consumidor le dé a ver un vídeo concreto de su feed, será redirigido a un espacio en el que podrá ver otros vídeos que le pueden interesar.

Los anuncios no aparecerán antes de los contenidos, como ocurre en YouTube, sino entre los vídeos que el consumidor reproduce, lo que también implicará un cierto cambio en cómo se reparten los ingresos. Como explican en Business Insider, si un consumidor ve tres vídeos sobre snowboarding y entre ellos un anuncio relacionado, el ingreso publicitario (ese 55% que va para los creadores de contenidos) tendrá que repartirse entre los 3 vídeos vistos. El reparto se hará basándose en el tiempo que se ha visto realmente cada uno de los vídeos.

Esto se suma a otros movimientos recientes de Facebook en el terreno del vídeo, como el hecho de que haya creado un nuevo formato publicitario que permite comprar anuncios basándose no en las impresiones sino realmente en el tiempo de visionado de los vídeos, como recuerda Business Insider.

¿Está por tanto Google definitivamente amenazado por este cambio en la estrategia y por este nuevo elemento? Por el momento, parece poco probable que se produzca una espantada de los creadores de contenidos de YouTube a Facebook, ya que muchos serán los que preferirán esperar a ver qué sale de todo ello y si realmente esta nueva fuente de ingresos puede igualar o compensar lo que están haciendo en YouTube. Pero aunque la espantada no se produzca de inmediato, sí es cierto que marca una nueva tendencia y da nuevas armas a un competidor en un mercado que mueve ya mucho dinero y que más moverá en el futuro.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo