PuroMarketing

Las cadenas de moda abren con promociones de hasta el 70% de descuento para dar salida a lo que quedó sin vender

En las primeras semanas del confinamiento contra el coronavirus, algunas compañías de ecommerce hicieron envíos de emailing insistiendo en que seguían operativas y que los consumidores podían hacer sus compras con normalidad. En las siguientes semanas, empezaron a llegar los emails avisando de descuentos y de promociones especiales. Era una manera de lograr que los consumidores no fuesen tan reticentes y que siguiesen comprando (cabría preguntarse si realmente esas campañas funcionaron).

Por supuesto, en los nichos de mercado en los que el consumo se había disparado los descuentos desaparecieron. Los supermercados dejaron de hacer sus promociones habituales.

Pero ¿qué ocurre ahora en el camino hacia la "nueva normalidad"? Algunas promociones y algunos descuentos se han aplazado. Una de las jornadas que se esperaba que cambiasen en el calendario en los próximos meses fue, casi desde un primer momento, el Prime Day de Amazon, con su oleada de promociones y descuentos.

Como ha adelantado estos días The Wall Street Journal, eso será lo que finalmente suceda. Amazon va a mandar su Prime Day al otoño, para que así le dé tiempo a recuperar la normalidad antes de lanzar sus ofertas. De entrada, todo apunta a que la jornada de ofertas será en septiembre (en lugar de en julio como es habitual).

Más allá de estas jornadas y de los tiras y afloja sobre si debería o no haber rebajas este año, la gran cuestión está en si las compañías van a emplear los descuentos de un modo generalizado para recuperar a los consumidores y, sobre todo, para dar salida al stock de dos meses de puertas cerradas.

Pasear por las calles comerciales de las ciudades da una pista de cómo ocurrirá esto y de que es más que probable que las grandes cadenas de retail vendan a descuento para lograr reducir stocks y dar salida a aquellos productos de temporada que no han llegado a vender, como ocurre con la industria de la moda (que cerró sus puertas en invierno y las ha abierto en días de tiempo veraniego, saltándose la primavera).

Descuentos en moda

En las comunidades autónomas que están ya en la fase dos y que estaban la semana pasada en la fase uno se pudo ver ya la tendencia. Un paseo en el último viernes de la fase uno por una calle comercial de Vigo, cuando las grandes cadenas de retail empezaban a abrir sus puertas con aforo restringido y espacio limitado, lo dejaba claro.

Ni las enseñas de Inditex ni las de Mango indicaban descuentos, pero las demás grandes compañías de retail sí lo hacían. Springfield marcaba un 25% menos, Cortefiel prometía un "verano especial" con descuentos de entre el 30 y el 50% y C&A aplicaba hasta un 70% de reducción en precio de venta. Quienes no tenían descuentos habían llenado sus escaparates de vinilos indicando que estaban de vuelta y encantados de volver a ver a sus clientes.

Posiblemente, y dado que esas son enseñas con un ámbito estatal, la calle comercial viguesa podría servir de termómetro para comprender qué estaban haciendo las grandes cadenas de retail en las localidades en las que ya estaban en fase 1 y se preparaban para pasar a la 2. En las zonas que seguían en una fase previa, como Madrid, Barcelona y zonas de Castilla y León, los comercios también estaban aplicando descuentos como manera de atraer a sus clientes.

En general, las compañías de moda tienen ahora mismo una mayoría de stock de entre 60 y 120 días, como publica Modaes partiendo de un estudio de Lectra. En estos primeros días de apertura, concluye ese estudio echando mano de datos europeos, las compañías de moda están manteniendo los descuentos (que antes habían hecho en ecommerce para dar salida a sus productos), pero con una menor proporción de productos. Esto es, hay descuentos, pero de menos cosas ahora que tienen las tiendas abiertas.

Dar salida a coches

La industria de la moda no es la única que ha tenido que afrontar un parón y una caída en las ventas. Tampoco es la única que ahora busca dar salida a su stock haciendo promociones.

Las ventas de automóviles han caído un 70% y 96,5% en marzo y en abril, por lo que las marcas se encuentran con un exceso de 200.000 coches a los que dar salida. Los datos de la industria apuntan a que los precios caerán estos días en entre un 15 y un 20% para reducir stock. Las compañías del sector han introducido promociones, mejorado la financiación o añadido bonus para incentivar el consumo.

E incluso quienes tuvieron un momento de boom de consumo durante el confinamiento, como es el caso de los supermercados, prevén lanzar también promociones y descuentos. Los supermercados van a recuperar las ofertas para luchar contra la frenada en el consumo que se prevé siga a la crisis sanitaria.