Artículo
Negocios y Empresas
Inditex, Acerinox o Meliá, algunas de las empresas españolas afectadas por la guerra entre Rusia y Ucrania
El conflicto en Ucrania tendrá un efecto directo también en la posición de las empresas y en los precios de los productos 

La escalada de la tensión en Europa del Este ha ido protagonizando las noticias durante las últimas semanas, culminando con el ataque ruso en la madrugada del 24 de febrero contra Ucrania. Aunque durante ese jueves se han ido sucediendo las declaraciones y los movimientos de las diferentes administraciones y países, lo cierto es que la crisis es ya incuestionable y, sea como sea, acabará afectando a las empresas y su estrategia, aunque lo más importante vaya a ser cómo afectará a la población de las áreas en conflicto.

Igual que hace ahora dos años las compañías tenían que estar preparándose para los efectos de la pandemia, ahora deberán hacerlo para lo que supondrá esta desestabilización en Europa. La subida de precios de algunos productos y la inestabilidad de los mercados serán esperables. La crisis se notará en sus decisiones, pero también en la situación a la que tendrán que enfrentarse los consumidores.

De entrada, la situación más problemática estará para las cerca de 15.000 empresas españolas que operan tanto en Ucrania como en Rusia. Según estimaciones de Europa Press, estas compañías y sus relaciones de importación y exportación movieron en 2021 más de 11.300 millones de euros.

Igualmente, el conflicto tendrá un impacto en aquellas empresas españolas que trabajan en la zona, que cuentan con establecimientos y que ofrecen servicios en el área.

Inditex, Meliá o Acerinox, presentes en la zona

Inditex, Acerinox, Meliá o Tous son algunas de las empresas que cuentan con presencia en Rusia o Ucrania. También Amadeus, Fluidra, Mayoral, Teka, Tendam (el antiguo Cortefiel) o Iberia tienen intereses comerciales en la zona.

Inditex, por ejemplo, tiene 527 tiendas en Rusia y 79 en Ucrania de sus diferentes marcas. Antes de los ataques de Rusia de la madrugada, las tiendas de Inditex seguían abiertas pero no hay información más reciente sobre su situación.

Mango también está presente en Rusia y en Ucrania, donde tiene 14 tiendas. La compañía los mantuvo abiertos hasta el ataque ruso del día 24, como recoge Economía Digital, pero las ha cerrado en esa jornada.

Subida de precios, inflación y cereales más caros

La crisis también impactará en el precio de algunas materias primas y se notará en el cesto de la compra. Por ejemplo, el precio de los cereales ya había subido a media semana por la incertidumbre política y el del gas y el petróleo ha escalado.

Además, el impacto no estará solo en los precios de esos productos de forma específica, sino que tendrán un efecto dominó para otras áreas. Una muestra es el sector lácteo: la industria ya teme el impacto que tendrá el conflicto, puesto que el maíz y el trigo de Ucrania y Rusia son una parte importante de la alimentación de las vacas. También han subido los precios de los fertilizantes, lo que hará que incluso si no se depende de los cereales que llegan de esos países se vea el efecto del conflicto.

Los dos años de pandemia han supuesto ya una subida considerable de los precios y un encarecimiento de la vida, que la crisis en Ucrania no frenará. "Si no se resuelve rápidamente el conflicto, es probable que los elevados precios de la energía mantengan la inflación de la zona del euro en niveles elevados durante los próximos meses, reduciendo aún más los ingresos de los hogares y ejerciendo una presión adicional sobre el BCE para que se resista a subir los tipos de interés", alertaban hace unas semanas analistas de Oxford Economics.