PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Si se habla con alguien que haya sido early adopter de Instagram y que lleve por tanto mucho tiempo empleando la red social, posiblemente tenga una conclusión para ofrecer sobre cómo ha cambiado y sobre cómo han añadido cosas. Antes que nada, antes de hablar de stories, formatos de imagen y cambios en diseño, hablará de los anuncios. Instagram, señalarán, ahora mismo tiene "mucha publicidad".

Si se hace la prueba, una mañana cualquiera, de ver con cuántos anuncios se acaban cruzando los usuarios de la red social, se puede ver que la inclusión de contenidos publicitarios es bastante sostenida. En el feed de un perfil de usuario 'normal', aparecen primero cinco contenidos orgánicos antes de ver el primer contenido publicitario, que luego se alternan a cuatro contenidos y un anuncio y así sucesivamente. En el caso de un perfil de empresa, el feed es ligeramente diferente. Un contenido orgánico, el primero, deja paso a un contenido publicitario, para luego alternar también en ritmo de cuatro contenidos y un anuncio.

Puede parecer, viendo estos datos, que Instagram ya tiene muchos anuncios y que resulta casi imposible encontrar un espacio en el que se puedan meter más. En realidad, nada más lejos de eso. Instagram está generando nuevas ventanas de contenido para meter allí más anuncios (véanse las stories y también los nuevos formatos, como IGTV) e incluso fuera de ellos también quiere meter más publicidad. Esto es, por mucho que sus usuarios puedan pensar que ya hay demasiados anuncios, los responsables de Instagram quieren meter más.

Jim Squires, el máximo responsable de negocio de la red social, así se lo ha confirmado a Business Insider. Instagram va a tener todavía más anuncios.

Dónde entrará la nueva publicidad

"Con Stories, estamos todavía en el momento de construcción y desarrollo", explica Squires. "Hay todavía espacio en la carga de publicidad de las Stories y la incrementaremos posiblemente con el tiempo", añade. Ahora mismo, las Stories tienen ya 3 millones de anunciantes. El CPM es todavía más bajo que el feed de Instagram.

Estos precios son lo que hacen que los anunciantes lo empleen, como recuerdan en el medio estadounidense. Eso sí, para emplearlo, habría que añadir, tienen que ser capaces de aprender las nuevas normas publicitarias y lo que requiere jugar con esos nuevos conceptos.

Las Stories son un un formato distinto, el de una imagen vertical muchas veces son sonido y que hay que desarrollar de un modo diferente al que se desarrolla un contenido para el feed. Y a los marketeros comprender el concepto y el formato no siempre les resulta fácil (Squires reconoce en la entrevista con Business Insider que, si no empleas de forma personal las Stories, es probable que no las entiendas).

Eso sí, Instagram no solo quiere hacer caja con la publicidad. La red social está probando nuevos servicios y nuevos formatos, como es el caso del ecommerce, que han integrado en la plataforma. Squires reconoce que ahora mismo son "muy complementarios" y que funcionan como "una señal más de las cosas que podrías estar interesado en ver dentro del feed y de las Stories".

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo