PuroMarketing

La campaña de publicidad creada por la agencia TBWA París para Amnistía Internacional con el objetivo de denunciar la violación de los derechos humanos en China ha despertado una gran polémica.Incluso para la propia ONG está campaña se considera excesiva calificándola como "demasiado brutal" pero ello no suposo una barrera para inscribirse en el Festival de Cannes de Publicidad donde recibió un León de bronce en su última edición celebrada el pasado mes de junio.Los diferentes anuncios que componen esta campaña nunca pondrán publicarse en la presa al no contar con el visto bueno del anunciante, Amnistía Internacional. Sin embargo su participación en el Festival de Cannes sumada a la repercusión y la polémica originada han sido suficientes motivos para que la misma consiguiera gran atención y distribución a través de Internet, a donde también se ha transladado la polémica.Al respecto de todo ello, Sylvie Haurat, directora de comunicación de Amnistía Internacional en Francia comentó que los anuncios "vulneran las consignas fijadas por la ONG, en las que se estipula que no debe mostrarse demasiado agresiva".