PuroMarketing

No dudamos de que este hecho se deba simplemente a una mera coincidencia, pero como si de una auténtica profecía se tratara, la campaña publicitaria que la compañía petrolífera BP utilizó hace 11 años, puede parecer ahora más que una simple predicción del futuro.

La campaña entonces mostraba como suele ser habitual, el logotipo de la compañía sobre un claim o eslogan en el que podía leerse "we're bringing oil to American shores" que traducido podría entenderse como "Estamos llevando petróleo a las costas americanas".

No hace falta el ser demasiado suspicaz e inteligente para encontrar la conexión a esta peculiar coincidencia en relación con el accidente que originó el hundimiento de una plataforma petrolífera de la compañía frente a la costa de Luisiana, provocando con ello un importante catástrofe ecológico de grandes dimensiones.  Lo curioso es que visto tal cual, incluso muchos pensarían que se trata simplemente de un fake o broma irónica.

La petrolera británica que tras lo ocurrido comenzaba a preocuparse por la repercusión de este incidente y las duras críticas que se generaban a través de los medios de comunicación online, ponía en marcha lo que los analistas y expertos denominaron como un plan de "Marketing de crisis" con el objetivo de intentar mantener la reputación y el impacto positivo de su marca.

Para ello, se estimaba que BP habría pagado hasta 1 millón de dólares a Google y Yahoo!, para que el sitio web de la compañía apareciera entre los primeros puestos de los resultados de los  buscadores cuando los usuarios de Internet realizan búsquedas sobre los términos como "derrame de petróleo", "voluntario" y "demandas".

Ahora sin duda, el descubrimiento de este viejo anuncio vuelve a llevar a BP a boca de todos en un caso insólito propio de películas como "Regreso al futuro".