Noticia
Publicidad online
La publicidad y anuncios de Facebook llegarán en forma de Cinemagrafías
Facebook apuesta por los anuncios basados en cinemagrafías

Cambia, todo cambia. Así reza el título de una popular canción latinoamericana, un contenido que es conocido por las marcas y anunciantes de todo el mundo. Estos, conscientes de la evolución del comportamiento de los consumidores, desarrollan distintos tipos de estrategias publicitarias, las cuales tienen como propósito principal llegar a su público objetivo y conseguir convertirlos en clientes fieles.

Una de las últimas apuestas de calado ha sido la que ha protagonizado Facebook. Así, la red social perteneciente a Mark Zuckerberg ha empezado a desarrollar anuncios basados en cinemagrafías, una estrategia que también va a hacer extensible a Instagram, red social monográfica y basada en imágenes, a la cual ha sometido recientemente a distintos cambios relativos al soporte de sus contenidos.

Pero ¿qué son las cinematografías? Este término, derivado del concepto cinemagraphs en inglés, consiste en la inserción de una marca o anunciante de una fotografía en cuyo interior transcurre una acción en movimiento, que se repite incansablemente pero que ocupa una parte menor de la imagen. La idea es atractiva y llama la atención de los receptores, que no pueden dejar de lado el poder de ese movimiento, que les atrae de manera persuasiva.

En concreto, estos anuncios se crean a partir del montaje superpuesto de varias fotografías o grabaciones de vídeo, a las que se les aplica un software de edición de imágenes. La estrategia recuerda mucho a los GIF animados que se hicieron populares en los inicios de Internet y su World Wide Web y, según parece, nos encontramos solo ante el inicio de ella.

Ello se debe al efecto que este tipo de anuncios genera en la audiencia, que no es capaz de dejar de sucumbir a tales imágenes. Un formato ante todo creativo que supone la estrategia más reciente de Facebook -la compañía ya ha difundido un documento-guía en el que analiza la extensión y difusión de este tipo de contenido entre sus anunciantes- en lo que respecta al desarrollo de campañas de anuncios y que demuestra la evolución de la publicidad en las redes sociales.

Tumblr, pionera en usarlos

Sin embargo, la red social más extendida del mundo no se llevará la medalla de haber sido la primera plataforma social en hacer uso de este tipo de anuncios. De hecho, el concepto existe desde hace algunos años y fue popularizado por dos artistas de renombre en el mundillo de la publicidad, Kevin Burg y Jamie Beck, cuyas creaciones ya han sido utilizadas en Tumblr.

Ejemplo de ello han sido las campañas publicitarias en Tumblr para las compañías Saks Fifth Avenue y Lincolm Motor Co. De igual manera, la inserción de anuncios basados en cinemagrafías también ha sido utilizada previamente por anunciantes del sector del lujo, como la firma Chopard, quienes han realizado campañas en la red muy virales gracias a estos contenidos.

¿Y qué es lo que mueve a las marcas a anunciarse de esta manera? Según uno de los directivos de esta compañía la reproducción automática desempeña un rol destacado en ellas, pues a los usuarios todo lo que esté relacionado con el movimiento "les parece genial".

Los primeros clientes

Así, no es de extrañar que Facebook ya haya utilizado esta estrategia publicitaria con grandes anunciantes, como Coca-Cola y Stouffer. De hecho, uno de los anuncios más atractivos para el gran público ha sido la reproducción reiterada de vapor flotando fuera de un plato caliente. En este sentido, fuentes de la compañía han asegurado que un tercio de los proyectos que actualmente llevan a cabo sus anunciantes incluyen esta técnica basada en fotografías en movimiento y esta red social se constituye como una plataforma muy efectiva para el éxito de los mismos. De hecho, tanto Burg como Beck han mantenido ya conversaciones con los responsables de esta área de Facebook, con el objetivo de consultar los proyectos que pretenden realizar, debido a la complejidad de su formato. Una limitación que puede hacer retrasar la producción de los anuncios. Sin embargo, el poder de su contenido, su elegancia imperante a través de la repetición de la imagen, es motivo suficiente para que las marcas sigan apostando por ellos. Porque de lo que se trata, al fin y al cabo, es de retener la atención de los consumidores y está comprobado que a través de cinemagrafías pueden lograrlo.