PuroMarketing

Teniendo en cuenta que la tele sigue siendo la principal partida de los presupuestos publicitarios, no tiene nada de extraño que Google quiera que los anunciantes desplacen parte de ese presupuesto a YouTube. Pero se ve que desde la compañía de los buscadores se cansaron de esperar a que eso ocurriera de forma natural, y han decidido pedirlo de forma explícita, tal y como recoge The Drum.

La encargada de hacerlo fue Eileen Naughon, directora de Google en Reino Unido e Irlanda, quien lanzó un mensaje muy vehemente en el evento Brandcast, organizado por Youtube en Londres, con el que trató de convencer al mundo de que es YouTube -y no la tele- donde el primetime reside ahora.

Sus palabras exactas fueron estas: "Los anunciantes llegarían más fácilmente a sus audiencias si añadieran YouTube a sus planes de medios... especialmente para alcanzar a los millennials, donde se optimiza el coste por alcance cuando el 24% del presupuesto televisivo se destina a YouTube".

Para apoyar esa (interesada) recomendación aportó datos como que Youtube había analizado más de 1000 campañas televisivas con su herramienta Google Extra Reach Tool, y se había concluido que funcionaban mejor cuando estaban respaldadas con presencia en Youtube, o que un estudio de Quoting Ipsos (en el que Google también participaba) había determinado que una campaña multi-plataforma en televisión y Youtube conseguía más recuerdo de marca (un 71% más) que si ese mismo número de anuncios aparecieran únicamente en la pantalla televisiva.

Y también se añadieron algunas cifras sobre YouTube, como que tienen actualmente mil millones de usuarios mensuales y que el tiempo que se invierte en esa plataforma ha aumentado un 60% durante los últimos años. Además de que, según ComScore, YouTube alcanza al 100% de la población británica de entre 18 y 34 años.

Por eso la recomendación de Naughon fue muy clara, aunque es necesario continuar invirtiendo en la publicidad televisiva, los anunciantes deberían pasar parte del presupuesto (un 24% en concreto) si quieren alcanzar eficazmente al público más joven: "Creemos que YouTube se ha convertido en una plataforma fantástica para la distribución de contenidos y una en la que se consigue realmente engagement, especialmente con los anuncios. 4 de los 10 vídeos más vistos el pasado año eran anuncios".

Aunque el poder de YouTube es evidente, y la inversión en vídeos online está creciendo a pasas agigantados, es probable que para la mayor parte de los anunciantes las palabras de Google sean algo sospechosas.

¿Por qué los anunciantes no deberían hacer caso a Google?

Aunque hay muchas razones para invertir en Youtube, también hay otras para no hacerlo, tal y como recalca hoy Lindsey Clay en un interesante artículo -aunque probablemente también interesado- de Business Insider.

Así, recuerda que los datos que aportó Google son del propio Google (y por lo tanto, fácilmente sesgados) y que la compañía no suele ser transparente respecto de sus datos de visibilidad de los anuncios. También presenta otras cifras en las que la televisión sigue apareciendo como el principal canal de consumo de vídeos para los jóvenes y hace hincapié en que alcance no es sinónimo de eficacia.

En todo caso, parece evidente que si Google quiere convencer al mundo de que YouTube es el canal publicitario más eficaz va a necesitar algo más que un speech.